Tipos de harina

Existen infinitos tipos de harina que darán diferentes toques a las recetas [Foto: diariovasco.com]

Variedades

Tantas opciones culinarias como tipos de harina

Si te has animado a preparar cualquier receta de repostería, probablemente te haya sorprendido comprobar que existen multitud de tipos de harina para cada tipo de preparación

diariovasco.com | 23/01/2017 |

Podemos encontrar incontables tipos de harina dependiendo del cereal o producto mediante el cual se haya elaborado. Desde la clásica harina de trigo o de maíz, hasta harina de garbanzos o de castañas, muchos de los tipos de harina son poco comunes y otros seguramente ni sabías que existían.

La de patata es un tipo de harina perfecta para celíacos y, además, es un muy buen espesante

Y es que por haber, hay harinas hasta de origen animal, como la elaborada a base de huesos o de pescado, aunque estas últimas se emplean únicamente para la alimentación animal.

Podríamos englobar los tipos de harina en tres grandes grupos genéricos: harinas de cereales, harinas vegetales y harinas animales. Las más utilizadas en todo el mundo para el consumo humano son las harinas de cereales, entre las que podemos encontrar, por ejemplo, la harina de trigo.

Este es el tipo de harina más utilizado en toda Europa, ya que con ella se elabora el pan. Dentro de la harina de trigo, por supuesto, se pueden encontrar también diversas variedades, de las cuales se usan mucho las harinas de fuerza, con las que se hacen panes, roscones, masas de pizza… y las harinas flojas, con las que se elaboran crepes, bizcochos, bechamel…

Otros tipos de harina

En el caso de querer preparar las típicas tortitas de maíz, obviamente el tipo de harina a utilizar sería la de maíz. Tanto la harina de trigo como la de maíz aportan sabores relativamente suaves a las preparaciones, aunque podemos encontrar también otros tipos de harina que dan un toque único a cualquier preparación.

La harina de centeno es una de ellas. Las recetas elaboradas con esta harina son fácilmente reconocibles, ya que presentan un característico tono marrón tostado. De un sabor intenso, la harina de centeno era ya muy utilizada en el medievo, así como en la actualidad en los países escandinavos.

En cuanto a otras culturas, en Estados Unidos la harina de avena es muy utilizada en el desayuno; y en Asia la harina de arroz es gran protagonistas en multitud de platos típicos.

Y es que podemos encontrar harinas para todos los gustos y necesidades. Este es el caso de la harina de patata que, aunque pueda sonar algo extraña, es perfecta para las personas celíacas, ya que no contiene nada de gluten. Además, es un buen espesante para salsas y purés gracias a su alto aporte de almidón.




sukaldaTU por Ainara López