Aliños para aceitunas

Un aliño para aceitunas diferente te hará triunfar [Foto: diariovasco.com]

Aderezos

Tres aliños para aceitunas

Aceitunas, el picoteo por excelencia con el que arrasarás si le añades un sencillo pero refinado aliño

diariovasco.com | 19/01/2017 |

Añadir un buen aliño a la tapa de aceitunas, un toque maestro que marca la diferencia entre un picoteo rápido excesivamente sencillo y un picoteo rápido de acabado profesional.

Con aceite de oliva y hierbas aromáticas tendrás un aliño perfecto para aceitunas

A la hora de añadir cualquier aliño a las aceitunas lo primero es tener en cuenta el tipo de aceituna que queremos utilizar y el efecto final que buscamos conseguir. Negras, verdes, con hueso, sin hueso… hay diversas opciones posibles.

En el caso de apostar por las clásicas aceitunas verdes manzanilla con hueso, el pimentón de la Vera es una gran alternativa. Para preparar este aliño solo necesitamos pimentón, aceite de oliva, ajo, romero, tomillo, laurel, agua y sal.

Las proporciones dependen del gusto del comensal. En todo caso, se añaden primero las hierbas y el ajo bien picados, con el pimentón y las aceitunas, y después se echa el agua, el aceite y la sal. Se obtiene un mejor resultado si se deja reposar la preparación, en el frigorífico, un par de horas antes de consumirla.

En esta línea, y ya que las aceitunas manzanilla suelen ser las más habituales en los hogares, otra opción es una salsa más fresca en la que los aromas predominantes son las hierbas y el limón. Para preparar este aliño precisaremos de tomillo, romero, laurel, ajo, cáscara de limón y aceite de oliva virgen extra.

Lo primero es lavar las hierbas aromáticas, picarlas bien y picar el ajo para mezclar todo bien. Después se añaden las aceitunas, se echa la cáscara de limón y se rocían las aceitunas con aceite. Tras una semana en la nevera podremos presentarlas a modo de picoteo o incluirlas en pizzas o ensaladas.

Aliña las aceitunas por dentro y fuera

Otro aliño algo más laborioso, aunque muchísimo más sabroso, es el elaborado para aceitunas sin hueso, que además del aliño exterior incluye una crema para rellenarlas. En este caso un aliño exquisito es el elaborado a base de tomate y queso de cabra, que casa a la perfección con el gusto suave de las aceitunas gordal. Para preparar este aliño necesitamos queso de cabra, tomate natural, tomate frito, perejil picado, pimienta cayena, pimentón dulce, vino dulce y aceite de oliva virgen extra.

Lo primero es triturar bien el queso de cabra y el tomate fresco, para después añadir el tomate frito, el pimentón y la pimienta. Para introducirlo en las aceitunas nos podemos ayudar de una manga pastelera o accesorio similar que tengamos por la cocina.




sukaldaTU por Ainara López