Cocinar en vaporera de silicona

Cocinar en vaporera de silicona es muy sencillo [Foto: diariovasco.com]

Consejos prácticos

Primeros pasos para cocinar en vaporera de silicona

Cocinar en vaporera de silicona es sencillo, práctico y mucho más saludable que otras cocciones que requieren de aceites y otros aditivos en sus preparaciones

diariovasco.com | 03/02/2017 |

Cocinar en vaporera de silicona es sin duda uno de los inventos del siglo en cuanto a técnicas culinarias, ya que este método culinario no tiene más que ventajas. En el mercado se pueden encontrar desde vaporeras eléctricas que no precisan de más ayuda que una corriente eléctrica para cocinar, hasta vaporeras de silicona,  que se pueden utilizar tanto en horno como en microondas.

Con la vaporera de silicona tenemos verduras exquisitas, sin usar aceite, en 7 minutos

En este segundo caso podemos encontrar varios modelos, todos igual de efectivos y que se utilizan de la misma manera. Y es que cocinar con vaporeras de silicona es muy sencillo. Basta con limpiar bien los alimentos, pelarlos si es que los vamos a comer sin piel y trocearlos al gusto. Como en cualquier otro modo de cocción cuanto más pequeños sean los trozos más rápido se harán.

Una vez preparados se introducen en la vaporera y se meten al horno o al microondas. En el caso del microondas los alimentos se harán más rápido, aunque cualquiera de las opciones es buena.

Para tener una idea estimada de los tiempos de preparación, si optamos por cocinar en vaporera de silicona al microondas, las verduras más duras tipo pimientos, brócoli o zanahoria, por ejemplo, estarán listas en unos 15 minutos, a diferencia de verduras más blandas como el calabacín o espinacas, que requieren únicamente de unos 7 minutos. La cebolla, las patatas y los puerros, por su parte, necesitan entre 10 y 15 minutos para estar listos.

También carnes y pescados

Aunque las vaporeras de silicona no son solo para cocinar verduras. De hecho,  carnes como pavo o pollo, pescados y hasta el pulpo quedan exquisitos así preparados. Para que queden en su punto la clave está en sazonarlos antes de introducirlos a la vaporera, de forma que absorban bien los aromas. De todas formas, si se nos olvida no habría problema en hacerlo después, al igual que lo hacemos cuando los preparamos al horno o la sartén.

Las pechugas de pollo o pavo están perfectas en tan solo 7 minutos; por su parte, unos lomos o filetes de pescado precisarían de unos 10 minutos, teniendo en cuenta que se tratan de productos frescos. En el caso de querer preparar productos congelados el tiempo de cocción sería menor, más o menos, la mitad del tiempo requerido para cualquier producto fresco.




sukaldaTU por Ainara López