Aprovechar el pan duro

La receta de las migas, una forma de aprovechar el pan duro en otras recetas [Foto: diariovasco.com]

Reutilización

Ideas para provechar el pan duro

Aprovechar el pan duro y enriquecer nuestra cocina es posible gracias a estas opciones que son muy sencillas de llevar a cabo

diariovasco.com | 25/01/2017 |

Acostúmbrate a aprovechar el pan duro y deja de desperdiciar comida y dinero. A falta de ideas sobre cómo reutilizar el pan, que ya se nos ha quedado seco o incluso gomoso, la mayoría de la gente opta por tirarlo a la basura. Sin embargo, este alimento que se adquiere a diario en la mayoría de los hogares tiene una vida útil mucho mayor de la creemos.

Puedes aprovechar el pan duro para hacer tostadas o pan de ajo; si lo rayas, podrás usarlo para empanar otras recetas

Rayar el pan es la mejor opción. Es un gesto que no se suele hacer, ya que hay quien cree que no lo va a utilizar o quien por simple pereza prefiere adquirirlo ya rayado.  Si todavía no estás convencido de rayar el pan ten en cuenta que lo puedes utilizar en infinidad de recetas como croquetas o san jacobos, sirve para engordar sopas y cremas, y si en vez de rayarlo lo desmigamos, podemos añadírselo a la carne de las albóndigas mojándolo previamente en leche, o preparar recetas tradicionales como las migas o el clásico plato francés cassoullet.

Aunque si nos da pereza rayarlo, hay otros muchos usos que se le pueden dar al pan simplemente cortándolo en rodajas o troceándolo. El caso de las torrijas es ya toda una tradición, aunque no es la alternativa más útil si queremos aprovechar el pan de forma asidua.

Además, si buscas no atiborrarte a pan pero no quieres desecharlo, puedes aprovechar el pan de ayer elaborando unos picatostes. Es tan sencillo como trocear el pan en cuadraditos y freírlo en la sartén o colocarlo bien esparcido en una bandeja con un chorrito de aceite o mantequilla.

Los picatostes quedarán perfectos con las cremas de invierno y con ensaladas como la Cesar o la Panzanella, en la que es el protagonista. Puedes realizar además picatostes aromáticos añadiéndoles especias y hierbas.

Rescata el pan duro

¿Sabías que el pan duro se puede recuperar con calor? Puede parecer contradictorio, pero el pan que ya está seco y duro se puede recuperar en la tostadora, la sartén o el horno. El resultado es un exquisito pan tostado que parece recién horneado.

Con estas tostadas podrás preparar todo tipo de canapés o entrantes. Además, es una gran idea para el desayuno, ya que es ideal para desayunar tostadas o pan tumaca cuando todavía no hemos salido a comprar el pan del día.

Podemos elaborar también un plato con el pan que ya no está tan tierno como protagonista, por ejemplo, preparando un exquisito pan de ajo. Basta con hornearlo o tostarlo, añadirle mantequilla y ajo picado o frotarle ajo, y volver a hornearlo unos minutos.




sukaldaTU por Ainara López