Usos del pelador

El pelador puede tener muchos otros usos que el de pelar verduras o patatas [Foto: diariovasco.com]

Usos alternativos

El pelador: un mundo de posibilidades

El clásico pelador de verduras que podemos encontrar en la cocina de todas las casas nos puede facilitar la vida en la cocina, y mucho

diariovasco.com | 22/06/2017 |

El pelador de verduras puede parece un utensilio que solo sirve para quitar la piel de verduras y patatas, un artilugio que nos hemos acostumbrado a ver por casa desde que éramos pequeños y no hemos probado a mirar con otros ojos, pero lo cierto es que este simple accesorio de cocina esconde tras su sencilla forma un mundo de posibilidades.

El pelador es perfecto para conseguir lascas de queso o chocolate con las que coronar nuestras preparaciones

Ahora llega el momento en que uno se da cuenta de que no tiene pelador, ya que hasta ahora lo ha considerado innecesario. Si eres una de esas personas, verás que, aunque no lo utilices para pelar, puede resultar muy útil.

Si nos paramos a mirar su forma encontramos las claves de su versatilidad. La disposición de sus cuchillas favorece que el elemento a cortar no pueda superar un tope de grosor, ¿para que nos puede venir bien esto? Para cortar todo tipo de rodajas y tiras de verdura con el mismo grosor.

En caso de querer preparar cualquier cama de verdura, o una receta que requiera tener las verduras igual cortadas para que se hagan de manera uniforme, utilizar el pelador para trocear las piezas es lo mejor. Además, con este utensilio, no corremos el riesgo de llevarnos un corte y podemos hacerlo más rápido.

En acabados dulces y salados

Ya sea para decorar pintxos o platos, o para conseguir un acabado perfecto en nuestras recetas, con el pelador podemos conseguir deliciosas virutas de forma rápida.

Si queremos obtener lascas de queso con las que coronar coquetas preparaciones o gratinar un plato de pasta, lograremos un resultado estupendo con la ayuda de un pelador y un queso más bien duro. En el caso de contar con un queso tierno, el pelador nos servirá para realizar lonchas uniformes, perfectas para cubrir una preparación como pizza o para una tabla de quesos.

En cuanto a los platos dulces, con una tableta de chocolate y un pelador podemos conseguir acabados increíbles en tartas, helados y cremas. Dependiendo del manejo del pelador, se pueden obtener tanto lascas como virutas.




sukaldaTU por Ainara López