Arroz en una taza

Las ollas arroceras permiten ahorrar trabajo al preparar este alimento [Foto: Diariovasco.com]

Arrocera eléctrica

Una ayuda más en la cocina

Uno de los electrodomésticos que está previsto tengan un mayor incremento en ventas durante este año es la arrocera eléctrica, una olla que controla el calor y el tiempo de cocción de este alimento

Diariovasco.com |

Las ollas arroceras eléctricas pueden convertirse en el pequeño electrodoméstico del año. De hecho, en Japón ya están presentes en el 90% de las cocinas de un país que, como es sabido, destaca a nivel mundial en lo que a consumo de arroz se refiere. En nuestro entorno están sobre todo presentes en los restaurantes, en forma de ollas arroceras industriales, pero el hecho de que estén tan presentes en Asia han hecho que sean artilugios tecnológicamente muy avanzados y a precios no demasiado caros.

Con una olla arrocera eléctrica, basta con echar el arroz y el agua necesarios... aunque no ahorran tiempo, sí trabajo

Con ellas lo único que hay que hacer es echar el arroz y agua necesarios, por lo que pueden liberar a una persona de un trabajo más en la cocina, además de dejar un fuego sin utilizar. Su gran virtud no es la rapidez, como puede ser en el caso de la exprés, ya que sus tiempos son similares a los del método de cocción más tradicional. Su ventaja principal es el trabajo que evitan.

Este tipo de ollas constan de un exterior aislante, con un elemento calefactor en el que encajar un bol desmontable interior que suele tener marcas graduadas en tazas de arroz. Dependiendo del modelo, y consecuentemente del precio que se esté dispuesto a pagar, pueden llevar hasta un temporizador para fijar la hora a la que se desea que se ponga en funcionamiento.

Otro punto a favor de estos ‘gadgets’ es que son capaces de mantener el arroz templado hasta 24 horas, por lo que ayuda a evitar el peligro de una intoxicación alimentaria debida al bacillus cereus. También convendría destacar que existen ollas arroceras para su uso en microondas. Dependiendo de la textura y grado de cocción que se le quiera dar al arroz, entre ocho y quince minutos se puede tener preparado.

Unas ollas arroceras que dan mucho juego

Las ollas arroceras se usaban al principio para preparar arroz blanco o ligeramente condimentado, pero con el tiempo se han ido diseñando recetas más elaboradas. Incluso existen libros de recetas dedicados en exclusividad a su preparación en este artilugio y que no solo se limitan al arroz, sino que, por ejemplo, en esta olla se puede preparar estofados de ternera o pasta.




sukaldaTU por Ainara López

Destacamos: