Frutas y verduras

Las frutas y verduras, imprescindibles para desintoxicar el organismo [Foto: Diariovasco.com]

Dieta depurativa

Recuperar la normalidad tras los excesos navideños

Atrás han quedado ya las grandes comilonas de Navidad y Año Nuevo. Ahora toca recuperar el ritmo habitual de nuestro organismo y, sobre todo, depurar el cuerpo y volver a adquirir hábitos de alimentación saludables

Diariovasco.com |

Malestar intestinal, sensación de pesadez e incluso dos o tres kilos más es el 'regalo' que han dejado en muchos hogares los excesos de las Navidades. Para limpiar el organismo y, de paso, volver al peso anterior de las fiestas, es necesario realizar una dieta depurativa de todas aquellas cosas no habituales y presentes en exceso los últimos días en la mesa.

Para desintoxicar el organismo de los malos nutrientes y de las excesivas ingestas de las fiestas, sin poner en peligro la salud ni el funcionamiento del organismo, lo ideal no es pasar de comer gran cantidad y de todo a no comer nada por dos o tres días, sino que la dieta depurativa hay que centrarla en la calidad de lo que se bebe y se come. Aquí, como siempre, lo importante es comer de todo y con moderación.

Lo ideal no es pasar de comer gran cantidad y de todo a no comer nada: lo importante es comer de todo y con moderación

Consejos útiles para una dieta saludable

Lo ideal es realizar entre 4 y 6 comidas diarias y nunca saltarse el desayuno. Los alimentos a incluir en la alimentación han de ser pobres en grasa, azúcar, alcohol y sodio, y ricos en: vitaminas, minerales, proteínas magras, fibra y agua. Así, la dieta depurativa debe tener frutas y verduras en abundancia frescas en lo posible porque conservan mayor cantidad de agua, micronutrientes y fibra. Beber entre dos y tres litros de agua diariamente. Consumir lácteos desnatados lo más frescos posible porque poseen menos grasas y más agua. Asimismo hay que comer cereales integrales para obtener con ellos más fibra y nutrientes y por lo tanto, más saciedad al organismo.

Asimismo hay que comer carnes magras y bajas en colesterol como pechuga de pollo o pavo sin piel y en métodos de cocción que no adicionan grasas, pescados blancos o con moderación azules, pocas carnes rojas y siempre sin frituras. Lo ideal también es consumir poca sal y evitar comidas precocinadas que poseen alta cantidad de sodio. Hay que consumir lo más natural y fresco posible, casi no condimentar con sal los platos para evitar retención de líquidos; se pueden utilizar hierbas frescas, especias y condimentos que aportan gran cantidad de vitaminas y minerales a los platos.

TAGS




sukaldaTU por Ainara López

Destacamos: