Ellos también disfrutan comiendo

Un niño observa roscones de Reyes en la vitrina de una pastelería [Foto: diario vasco.com]

Niños y menús de Navidad

Comidas y cenas navideñas para los más pequeños de la casa

Los niños son los que más disfrutan de estas fiestas. Pero no tiene por qué ser solamente por los regalos, se pueden preparar para ellos recetas especiales muy sencillas con las que podrán disfrutar de lo lindo de estas fechas tan especiales para ellos.

diariovasco.com | 21/12/2012 |

Los preparativos culinarios de Navidad no tienen por qué convertirse en un suplicio con niños alrededor de la cocina. Se puede aprovechar estas fechas para introducirles en el apasionante mundo de la cocina enseñándoles a elaborar recetas sencillas. También es importante que los platos se presenten de manera atractiva para que la comida ‘les entre’ también por los ojos y de esta manera les apetezca comer de todo. Otra opción es hacer figuras o formas con la comida, de manera que alimentarse les parezca un juego. Esto es especialmente útil en el caso de los niños que comen mal.

 

¡Una cara en mi plato!

Hacer figuras con las comidas siempre ha resultado muy atractivo a los niños: cortar los canapés en forma de estrella, corazón o círculos y hacerles una carita sonriente con ketchup, mermelada o mayonesa. Hacer figuras en el segundo plato con las salsas: árboles de navidad, campanas, bolas, estrellas...  Hacer un muñeco de nieve con el puré de patata, ponerle ojos, nariz, boca y bufanda. A un pescado a la plancha se le pueden hacer escamas con patatas chips y dibujarle el ojo y la boca con aceitunas y zanahoria…

Por otra parte, se puede preparar como entrantes: croquetas, huevos rellenos, canapés, embutidos, flan de verduras, champiñones rellenos de queso... De segundo, una carne blanda y ligera o un pescado sin espinas ni salsas pesadas. Son buenas opciones: lomo a la naranja, pechuga de pavo con ciruelas o pastel de marisco. De postre, además de los tradicionales turrones y mazapanes, mousse (de chocolate, limón, o fresa...) o macedonia con una bola de helado, si se desea poner fruta. Para brindar podemos ofrecerles su refresco favorito o champán sin alcohol en una copa.

Para las cenas un buen menú podría ser: a modo de entrantes, canapés de zanahoria y queso fresco, pastel de merluza, croquetas, champiñones rellenos de queso, quesitos con mermelada, tostas de paté con mermelada de fresa… Como primer plato pueden comer la misma sopa de pescado que los adultos o una crema de marisco o verduras, de segundo, una buena opción es el solomillo de ternera o un pescado sin espinas, y de postre, siempre una macedonia de frutas. Para completar el menú se les puede dar, siempre en cantidades razonables, algo de turrón o un polvorón. Las uvas hay que elegirlas pequeñas y quitarles la piel y las pepitas, para evitar atragantamientos. Antes de los cuatro años tampoco conviene darles frutos secos.

En Nochebuena y Fin de Año conviene que la comida y la merienda sean frugales, así se abre apetito para la cena. A la mayoría de los niños les encanta participar en los preparativos: disponer el turrón cortado en la fuente, adornar la mesa, batir los huevos para elaborar el pastel de carne... así que ¡dejémosles entrar en la cocina!