Trucos enfriar bebida rápidamente

Existen varios trucos para enfriar bebida rápidamente [Foto: diariovascos.com]

Rápidamente

Cuatro trucos para enfriar las bebidas en 3, 2, 1…

Aprende a enfriar las bebidas en menos que canta un gallo con cuatro cosas que todos tenemos por casa. Con estos pequeños trucos quedarse sin hielo, o sin bebida fresca de la nevera ya no será un problema

diariovasco.com | 21/06/2016 |

Enfriar bebidas rápidamente es fácil si conoces estos trucos. Y es que a menudo llegamos a casa de la playa con ganas de disfrutar de una bebida bien fresca y nos encontramos con que no tenemos nada en la nevera. O estamos en una fiesta con amigos y nos quedamos sin bebida fría. Con un poco de ingenio y algunas cosas que todos tenemos por casa, estos contratiempos tienen fácil solución.

Con un balde de agua con hielos y sal, botellas envueltas en papel, vasos nevados o un espray de aire comprimido podrás enfriar bebidas rápidamente

1. Hielos, agua y sal. En toda fiesta que se precie se utiliza un balde o neverita con hielo y agua para mantener las bebidas frías, pero pocos saben que incluyendo sal a este método el resultado es mucho más rápido y efectivo. En apenas 10 minutos las bebidas estarán perfectas para ser consumidas. La proporción de agua y sal tiene que ser como mínimo proporcional a una cucharada sopera de sal por bol de agua.

Este truco es muy sencillo, solo hay que verter la sal en el agua, con los hielos, y remover. La sal hará que los hielos se derritan antes bajando rápidamente la temperatura del agua. Como muestra la segunda ley de la termodinámica “dos sustancias con diferentes temperaturas alcanzan el equilibrio térmico entre ellas”. Por lo que gracias a la reacción endotérmica desencadenada por la sal y el agua, la energía en forma de calor de la lata será absorbida por la sal líquida acelerando su refrigeración.

2. Al congelador con papel. La opción más habitual y socorrida, aunque no contemos con mucho tiempo para enfriar las bebidas, es introducirlas en el frigorífico o el congelador. Esta práctica, al igual que el caso anterior del balde con agua y hielos, también cuenta con una versión mejorada. Prueba a envolver la botella en papel de cocina o papel de periódico mojado de forma que quede pegado a la botella o lata. Al introducirla al congelador con este recubrimiento el agua del papel se congelará reduciendo a la mitad el tiempo necesario para enfriar la bebida.

3. Vasos nevados. Si se es un poco previsor o se van a adquirir bebidas y no habrá tiempo de enfriarlas, esta es una gran alternativa. Consiste simplemente en introducir vasos al congelador, de modo que no hará faltar enfriar la bebida para consumirla fresca.

4. Esprays de aire comprimido. Estos esprays son los que se utilizan para soplar y limpiar los objetivos de las cámaras o los teclados de ordenador. Si ponemos el espray boca abajo el contenido no saldrá, lo que sí expulsara el bote es el gas a presión que contiene y que suele estar a temperaturas bajo cero. Soplar la lata o botella con este espray es muy efectivo, de hecho podemos llegar a congelar la bebida en pocos minutos. Este método es también utilizado por profesionales para la elaboración de postres de alta cocina.