Comer en el trabajo de forma segura

Se puede comer en el trabajo de forma segura [Foto: diariovasco.com]

Salud

Comer en el trabajo, ¿es seguro?

Comer en el trabajo puede entrañar ciertos riesgos derivados de la temperatura a la que se exponen los tuppers, la higiene de los cubiertos… detalles que se pueden controlar si quieres comer en el trabajo de forma segura.

diariovasco.com | 16/10/2018 |

Comer en el trabajo puede acarrear riesgos que es mejor mantener lejos si queremos alimentarnos de forma segura y que además los alimentos conserven todas sus propiedades.

Lo primero para evitar cualquier riesgo de salud cuando vamos a comer en el trabajo es preparar los tuppers. La comida se va a pasar medio día en el recipiente así que debe estar en buenas condiciones. Los tuppers tienen que lavarse bien con agua caliente y jabón, evitando siempre hacerlo con estropajos que puedan rayar el plástico. Si se pueden utilizar de cristal, mucho mejor, ya que son mucho más higiénicos.

Siguiendo el tema de la higiene, para no correr riesgos cuando vamos a comer en el trabajo los cubiertos deben estar bien limpios. Si los tenemos siempre en la oficina es importante lavarlos bien con jabón y agua, nada de pasarlos solo por agua. Aunque lo mejor es llevarlos a casa para poder limpiarlos a fondo y que no vayan acumulando bacterias.

Para comer sin riesgos en el trabajo es importante llevar los cubiertos a cada para limpiarlos a conciencia

Antes de rellenar el tupper es mejor dejar que la comida se enfríe. Y una vez los tuppers estén rellenados mantenerlos en el frigorífico hasta el momento de salir de casa. Después es recomendable que la comida no esté más de dos horas a temperatura ambiente, así que si hay nevera en el trabajo conviene usarla.

Comer en el trabajo sin correr riesgos

Pero además de haber trucos para comer en el trabajo sin correr riesgos, los hay para que la comida conserve mejor sus propiedades y esté más rica. En el caso de las ensaladas, por ejemplo, una buena forma de que la lechuga y hojas no se ablanden es aliñando la ensalada en el momento justo en el que se va a comer. Además, por el mismo motivo, es mejor mantener los alimentos calientes (como pollo a la plancha) aparte.

La mayoría de los tuppers que se llevan al trabajo pasan por el microondas. Para no correr riesgos y que la comida no se contamine y coja otros olores, es importante mantener el microondas limpio. Aunque sea un bien común hay que tenerlo siempre limpio y en buenas condiciones para que no termine convirtiéndose en un foco de bacterias y sabores y olores mezclados.