Gambones y langostinos al horno

Los langostinos y los gambones quedan muy bien también en el horno [Foto: diariovasco.com]

Ventajas

Gambones y langostinos, mejor al horno

Sobre todo si se tratan de comidas o cenas numerosas, cocinar los gambones o los langostinos en el horno son una opción mucho más cómoda e igual de sabrosa que a la plancha

diariovasco.com | 30/12/2016 |

Los gambones y los langostinos en el horno quedan tan sabrosos o más como a la plancha y tiene muchas ventajas a la hora de cocinarlos. Y es que tanto langostinos como gambones son un clásico en cualquier fecha del año, pero siempre surge el dilema de cómo cocinarlos.

Los gambones y los langostinos al horno se preparan en algo menos de veinte minutos

Y, sobre todo si son comidas o cenas muy concurridas, el horno gana mucho enteros frente a la plancha. ¿Los argumentos para defender sus ventajas? Son muchos y el primero de ellos es la comodidad que otorga el horno frente a la plancha: se pueden hacer, dependiendo del tamaño del horno, dos bandejas de langostinos o gambones a la vez, evitándose el engorro de tener que pasar por la plancha cada pieza.

Y esto, a su vez, libera a la persona que se encarga de cocinarlos de poder compartir ese tiempo con el resto de comensales, algo que sería imposible si tuviera que prestar atención a la plancha.

Pero, además, el horno es también más limpio que la plancha, ya que se evitan las humaredas y olores tan típicos de cuando se cocinan estas piezas de marisco en cualquier plancha o sartén. En esta misma línea, hay que señalar también que las piezas quedan mucho más limpias en el horno, ya que es muy complicado mantener limpia la plancha mientras las piezas se preparan.

Y si en este momento estás pensando en ese gusto tan especial que tienen los langostinos y los gambones hechos en la plancha, debes saber que en el horno tienen un sabor muy parecido, ya que durante su preparación se les puede echar por encima un refrito con ajo, perejil o limón que confiera un toque diferente a su cáscara. La sal gorda es otro imprescindible en esta preparación.

Menos de veinte minutos

Los gambones y langostinos congelados que hoy en día podemos encontrar en muchos establecimientos tienen un tamaño generoso y un precio comedido y suelen necesitar algo menos de veinte minutos de un horno medio con calor tanto por arriba como por abajo.

Es importante controlar los tiempos, ya que los gambones y los langostinos demasiado hechos quedan muy secos. Si les quieres dar un sabor especial, son muchos quienes optan por echarles un chorro de whisky por encima durante el asado de las piezas.




sukaldaTU por Ainara López