Consumo saludable carne

La carne, para un consumo saludable, debe estar alejada de la llama [Foto: diariovasco.com]

Salud

Los diez mandamientos del consumo saludable de la carne

La carne es indispensable en la dieta, pero también hay colectivos y asociaciones, como es el caso de la Organización Mundial de la Salud, que alertan sobre los peligros de un consumo de carne excesivo

diariovasco.com | 02/01/2017 |

¿Conoces los diez mandamientos del consumo de la carne para que éste sea saludable y no perjudicial? Los periodistas David Ruipérez y Carmen Cardoso los recogen en su libro ‘El carnívoro feliz’ y sirven para evitar los posible peligros que un consumo excesivo de un tipo determinado de carne pueden suponer para la salud.

En el consumo de la carne siempre es recomendable apostar por la cercanía y el producto cuidado como garantía de calidad

Y, en medio de la polémica, está la carne roja. La OMS recomienda que el consumo semanal no sea superior a 500 gramos por persona. En caso de excesos, lo mejor es hacer después una dieta depurativa rica en verduras y frutas y con carnes blancas.

Además, aquellos amantes de las brasas y las parrillas deben saber que se aconseja no exponer la carne al fuego, pues las altas temperaturas favorecen la aparición de sustancias precursoras del cáncer. Horno, cazuela o plancha son mejores opciones.

Dentro de los embutidos,  no hay nada mejor que el jamón ibérico de bellota, rico en ácidos grasos moninsaturados que ayudan al control del colesterol. Su principal hándicap, claro está, es su precio.

Y, en esta misma línea, la de la calidad, cabe recordar también que no hay nada como las carnes con indicación de origen protegida, toda una garantía en cuanto a su origen, sus cualidades organolépticas y sus valores nutricionales.

Además, las carnes ecológicas siempre suelen tener una calidad superior, ya que sus productores siguen normas muy estrictas en lo que al tratamiento que se le da a la carne desde el sacrificio se refiere, como en la maduración o el fileteado.

A este respecto, cabe señalar que los expertos siempre inciden en que el corte de la carne debe ser en sentido perpendicular a las ibras musculares, lo que favorece una carne más tierna y jugosa y con mejor sabor.

En cuanto a las carnes exóticas, si queremos elegir una, ésta debería ser la de avestruz, cuyo consumo está muy de moda. Tiene un sabor suave y dulzón, muy similar a la del vacuno, pero con una textura más tierna. Contiene además vitaminas del grupo B.

Ojo con las hamburguesas

Para los más pequeños, además, es mejor apostar por las hamburguesas tradicionales, las de carne picada en muchos casos hechas en la propia carnicería o en el hogar, que las ‘burguer meat’, que se compran ya elaboradas y que incluyen aditivos, sulfitos y colorantes.

La carne, además, no es mala para la dieta, ya que su proteína animal ayuda a mantener la masa muscular, el colágeno de la piel, mejora las sinapsis neuronales y tiene una baja carga glucémica.

Y, como con cualquier otro alimento, la mejor opción con la carne es disfrutar de su sabor tranquilamente, oler su aroma, observar el plato, comer lentamente… Esta filosofía se llama ‘Mindful eating’ e invita a disfrutar plenamente, con todos los sentidos, de cada bocado.




sukaldaTU por Ainara López