Batatas a murro

Las batatas a murro son una guarnición perfecta [Foto: diariovasco.com]

Alternativas

Y de guarnición... ¡batatas a murro!

‘Batatas a murro’ es el nombre de una receta portuguesa ideal para acompañar los platos principales

diariovasco.com | 11/03/2019 |

Si estás cansado de acompañar tus platos siempre con las mismas elaboraciones, ¿por qué no pruebas a innovar con unas babatas a murro? Se trata de una guarnición de origen portugués muy fácil de preparar y bastante más saludables que las típicas patatas fritas.

Las batatas a murro se sirven sobre todo con pescados, pero casan a la perfección con carnes asadas

Explicar de dónde viene el nombre de las batatas a murro es muy sencillo. ‘Batata’ es la palabra para designar patata y ‘murro’ hace referencia a puñetazo o golpe. Por tanto, la traducción al castellano sería ‘patatas al puñetazo’ y su forma de elaborar es tan sencilla como la explicación de su nombre.

Las batatas a murro son, simplemente, patatas que han sido cocidas con piel y posteriormente ‘chafadas’ o rotas con un golpe. Esta guarnición se suele servir aderezada con aceite de oliva y especias al gusto. Lo más recomendable para elaborar unas ‘perfectas’ batatas a murro es la elección de piezas pequeñas y golpearlas una sola vez una vez estén tiernas en el interior.

Asimismo, para darles un toque más sabroso, se recomienda acabar la preparación tostando o asando las patatas. Este paso final no debe suponer mayor complicación pues las batatas a murro acompañan especialmente bien a las elaboraciones que hagan al horno.

Con este toque de horno, hay que cuidar que las patatas se doren por ambos lados para darles un toque crujiente y sabroso al conjunto de la pieza.

Una guarnición súper versátil

Las batatas a murro sirven para acompañar cualquier tipo de plato, sea cual sea su ingrediente principal: carne, pescado, verdura…

Los portugueses utilizan esta receta, principalmente, para acompañar el bacalao, uno de los productos estelares de la gastronomía de ese país. Nosotros recomendamos seguir, por supuesto, la tradición de los vecinos, pero también os animamos a innovar.

Esta guarnición se puede servir junto a platos de pescado, pero también de carne. Lo más acertado será optar por las batatas a murro en elaboraciones al horno, ya que el jugo de los asados casa muy bien con las patatas. Nuestro consejo es ponerlas de acompañamiento a carnes tiernas como, por ejemplo, la del cordero.

De todas formas, nos podemos decantar por las batatas a murro a la hora de acompañar ciertos platos vegetales o incluso una ensalada, algo que nunca nos plantearíamos hacer con unas patatas fritas.