Mirador de Ulía Gastroplan

Gastroplan nos propone subir hasta el Mirador de Ulía para probar este menú [Foto: diariovasco.com]

Gastroplan

Mirador de Ulía: Una gran fiesta de sabores y colores

Rubén Trincado reformula la propuesta del Mirador de Ulía abriendo su cocina al mundo, pero sin olvidarse de sus raíces

diariovasco.com | 08/03/2019 |

En el Mirador de Ulía no paran. Rubén Trincado no sabe estar quieto. Lleva toda una vida defendiendo su «cocina evolutiva» y poniendo en práctica esta máxima en una casa que ama. Su obsesión es la mejora o, mejor dicho, superación constante, sobre todo porque es un «cocinero emocional».

Es la tercera generación familiar en esta espectacular atalaya con vistas a gran parte de la ciudad y tiene una misión: continuar con la pasión que le inculcaron su amona, Faustina Zaldua, y su padre, Mitxel, junto a su tía, Mari Carmen Trincado, en esos mismos fogones.

Las espectaculares vistas son sólo uno de los grandes atractivos de un Mirador de Ulía que no deja indiferente a nadie

Larga vida al trabajo de Rubén Trincado, que el año pasado puso en marcha una nueva aventura gastronómica. Seratta, en Bogotá (Colombia), es el segundo restaurante del chef, un local perfecto para dar una proyección internacional a su cocina.

Pero su mente y corazón seguirán en activo en el restaurante Mirador de Ulía. Este histórico establecimiento donostiarra, actualmente capitaneado por Rubén, es mucho más que un restaurante. Allí se puede disfrutar de un menú de alto nivel gastronómico, acompañado de la maravillosa localización sobre la que se asienta. Ubicado en una villa obra del arquitecto donostiarra José Antonio Mendizabal y construida en 1939, el restaurante se asienta sobre la falda del monte Ulia, ofreciendo una relajada y espectacular vista de Donostia tanto desde el exterior, en su extensa y cómoda terraza, como desde el interior del establecimiento, gracias a las enormes cristaleras que componen la estructura del local.

Sin embargo, la experiencia será realmente única gracias al excelente servicio del equipo de sala y cocina, que pone a disposición del comensal toda su experiencia y profesionalidad para resolver y solucionar cualquier cuestión o duda que pueda surgirle.

Apuesta por ‘Zonas Azules’

La calidad gastronómica del restaurante Mirador de Ulía es de sobra reconocida. El trabajo de Trincado, con una estrella Michelin desde 2010, comprende una innovadora cocina de autor, digna de la más alta gastronomía internacional y, al mismo tiempo, enraizada en las recetas tradicionales de toda la vida. Con todo, la oferta culinaria de este restaurante se basa en una carta elaborada con mimo y que se actualiza periódicamente para ofrecer platos con los mejores productos de cada temporada.

Para esta nueva temporada, Rubén Trincado apuesta por las ‘Zonas Azules’

Para esta temporada 2019, Rubén Trincado apuesta por las ‘Zonas Azules’, inspirado en «lugares del planeta en los que la población es más longeva debido a los alimentos que incluye habitualmente en su dieta». Esta nueva propuesta de carta incluye, por supuesto, el uso de productos naturales, así como de colores exclusivos procedentes exclusivamente de diversas plantas y algas del mundo, de tonalidad azul.

Los clientes que acudan al Mirador de Ulía podrán optar entre dos apuestas seguras, la carta y el menú degustación, que ofrecen también en variedad vegana para los comensales que así lo deseen. 

Asimismo, los lectores de EL DIARIO VASCO que se hagan con el menú degustación que el Mirador de Ulía ha diseñado para Gastroplan podrán disfrutar también de un completo maridaje que este restaurante con estrella Michelin ofrece por un suplemento de 86€.  El experto sumiller del local guiará a los comensales en la elección de las etiquetas vinícolas. 

El menú degustación  

El Mirador de Ulía propone un menú degustación de 10 platos:

  • Requesón cremoso fresco de oveja con plancton y encurtidos.
  • Huevo hilado sobre una crema de alcachofa, pesto de habas y caviar.
  • Espárrago negro con emulsión de shiso y yema curada.
  • Flor de alcachofa en diferentes texturas.
  • Guisante lágrima, espuma de cebolleta, interiores de bacalao y huevo a baja temperatura.
  • Arroz cremoso cocinado en agua de almeja.
  • Pescado fresco del día, lo mejor que encuentren en el mercado.
  • Manzana a la sidra y queso.
  • Pato lacado a baja temperatura, praliné de avellana, osmosis de manzana y semillas de girasol.
  • Carpaccio de queso Idiazabal, mousse de manzana, frutos secos y helado de queso de cabra.

Bodega: El menú incluye la bebida, una botella elegida por el sumiller.

Sólo 35 menús disponibles a un precio especial de 79€ en gastroplan.diariovasco.com