Escalfar un huevo

Saber escalfar un huevo dará un punto extra a muchos de nuestros platos [Foto: diariovasco.com]

Técnicas de cocción

Cuatro formas de escalfar un huevo

Escalfar un huevo y que quede perfecto es todo un arte, aunque existen ciertos trucos que nos pueden ayudar a conseguir un acabado sobresaliente

diariovasco.com | 16/03/2017 |

Escalfar un huevo y obtener un buen resultado depende de muchos factores: la yema debe quedar líquida, el exterior bien hecho, redondo, pero con un tono opaco que al romperlo deje fluir la yema… Todo ello requiere controlar bien el tiempo y la técnica.

Se puede escalfar un huevo con la ayuda de un papel film y también con escalfadores

Una de las formas más comunes a la hora de escalfar un huevo es introducirlo en una olla con agua hirviendo ligeramente con una cucharada de vinagre. Para que el huevo no se rompa al verterlo en el agua, se debe cascar primero en una taza o bol, de forma que lo podamos introducir de manera más suave en el agua. Para que mantenga su forma redonda es recomendable realizar movimientos circulares alrededor del huevo con la ayuda de una cuchara.

En el mercado se pueden encontrar artículos surgidos precisamente con este fin, de formas y materiales diferentes, aunque el procedimiento es prácticamente el mismo. En el caso de utilizar, por ejemplo, un escalfador de silicona, se deja que el escalfador flote a fuego lento y se coloca el contenido del huevo en su interior. Para este procedimiento se debe tapar la olla y mantener la cocción durante ocho minutos a fuego medio.

También se puede encontrar un escalfador de metal que cuenta con un gancho para apoyarlo en el borde de la cazuela. En este caso, el procedimiento a seguir sería el mismo que en el caso de la cocción con vinagre, aunque no sería necesario añadir este condimento.

Otra técnica utilizada por muchos es la de cascar el huevo sobre un papel film cerrándolo como un saquito. De esta forma obtendremos un resultado estupendo de forma muy sencilla.

Consejos para escalfar un huevo más fácil

Hay ciertos detalles que debemos tener en cuenta, además de la técnica que vayamos a utilizar. Por ejemplo, cuanto más fresco sea el huevo más fácil conseguiremos que escalfe. En este caso no suele hacer falta ni añadir vinagre al agua.

Es mejor escalfar los huevos de uno en uno, ya que si no correremos el riesgo de que se mezclen. Y en caso de no contar con demasiado tiempo y tener que escalfar varios huevos a la vez, hay que evitar colocar más de cuatro huevos a la vez en la olla, así como realizar movimientos giratorios.

Para conseguir una mejor presentación se pueden cortar las partes que no hayan quedado uniformes.




sukaldaTU por Ainara López