La tarta de queso, un clásico

La tarta de queso, ¿con o sin galleta? [Foto: diariovasco.com]

Alternativas

La tarta de queso, ¿con o sin galleta?

La tarta de queso, ya sea con o sin galleta, se ha convertido en los últimos años en el postre estrella de restaurantes y cenas con amigos. Pero en toda comida fuera de casa, al llegar a los postres, hay algún comensal que hace la esperada pregunta: ¿Pero es con o sin galleta?

diariovasco.com | 28/07/2016 |

La tarta de queso con y sin galleta, ha llegado al top ten de los postres desbancando a los tradicionales postres protagonistas elaborados con chocolate, nata o helado. Pero al igual que todo el mundo se posiciona a la hora de optar por la tortilla de patata con o sin cebolla, en el mundo de las tartas de queso sucede igual. Todo fan de la tarta de queso tiene claro si es de 'con o sin' galleta.

Aunque este postre sea desde hace mucho tiempo un fijo en las cartas de los restaurantes más tradicionales, el auge que ha sufrido en los últimos años ha provocado la aparición una infinidad de recetas. Las hay más elaboradas o más sencillas, y es que para alegría de los poco habilidosos en la cocina, la tarta de queso cuenta con recetas tan sencillas que es casi imposible hacerla mal, ya sea con o sin galleta.

La gran discusión del postre, la tarta de queso ¿con o sin galleta?

La tarta de queso más 'cotizada' en estos momentos es la elaborada con galleta, queso cremoso y mermelada. Para la preparación de esta receta no es necesario utilizar el horno. Basta con derretir la mantequilla en una pequeña olla o al microondas, y mezclarla con galleta machacada. La galleta puede ser del gusto de cada uno. Con la base ya lista, y bien compactada, se vierte la salsa obtenida de fundir con calor queso cremoso con leche, y se mete al frigorífico.

Tras varias horas la tarta estará lista para ser cubierta con mermelada, aunque se puede improvisar y cubrir de lo que cada uno desee. En este caso las opciones más utilizadas son la mermelada de fresa, mora o frutas del bosque. Hay quien la decora también con fresas troceadas u otras frutas silvestres.

La tarta de queso sin galleta, la tradicional

Además de ser la más sencilla, la tarta de queso con galleta es a menudo la más popular entre los comensales. Aunque también se puede optar por la clásica, la tarta de queso sin galleta. Esta otra forma de preparar la tarta se asemeja en textura y aspecto al clásico pastel de arroz. En este caso la preparación es más parecida a la del resto de tartas, con la elaboración de la masa parecida a la del bizcocho y cocida al horno. Aunque esta opción requiere de algo más de maña a los fogones, ya que se deben controlar bien las cantidad y el tiempo de horneado.

Para su elaboración basta con mezclar huevo, yogur, queso de untar, harina, azúcar y levadura. Además se debe tener cuidado de aplicar mantequilla al molde para que no se peque y controlar bien los tiempos para que no quede seca.