curiosidades txakoli

Son varias las curiosidades poco conocidas en torno al txakoli [Foto: diariovasco.com]

Bebida guipuzcoana

Cinco curiosidades que (quizás) no conoces sobre el txakoli de Getaria

Es el vino con más arraigo en Gipuzkoa y, a la vez, una perfecta carta de presentación de nuestra gastronomía en todo el mundo

diariovasco.com | 06/06/2016 |

El txakoli de Getaria esconde una serie de secretos y curiosidades que quizás no conozcas. El txakoli, tal como lo conocemos, es un excelente vino blanco que marida excepcionalmente bien con pescados y mariscos y que, además, está ganando peso en las cartas de los restaurantes de todo el mundo.

Una curiosidad que muchos no conocen del txakoli de Getaria es que se aceptan hasta seis variedades de uva

1. Su Denominación de Origen nació en 1989. El txakoli de Getaria se salvó de una probable desaparición cuando en 1989 los productores decidieron aliarse para defender unos viñedos que cada vez eran menos y, sobre todo, intentar hacer un producto de calidad.

2. No sólo en Getaria. En un principio, la Denominación de Origen Getariako Txakolina albergaba bodegas productoras de txakoli de Getaria, Zarautz y Aia. Sin embargo, el gran salto de esta agrupación llegó cuando en 2007 decidieron aceptar bodegas productoras de todo el territorio guipuzcoano. Hoy en día, son 31 las bodegas que forman parte de esta Denominación de Origen y corresponden a doce municipios: Getaria destaca con doce bodegas inscritas, seguida de Zarautz, con siete, y Aia, con tres. Alkiza, Arrasate, Deba, Hondarribia, Mutriku, Oiartzun, Olaberria, Oñati y Orio son otros municipios con bodegas de txakoli.

3. Aquella primavera de 2013: Con la ampliación de la Denominación de Origen se pasó de los 13.500 hectolitros que se produjeron en 2006, la última cosecha anterior a la ampliación, a los 25.635 hectolitros de esta última cosecha. Se ha dado un crecimiento gradual con una sola interrupción, la de la cosecha de 2013, cuando una muy desfavorable primavera hizo que la producción se redujera a más de la mitad de un año a otro.

4. Otras variedades de uva: Son dos las variedades de uva recomendadas para la elaboración del txakoli, la Ondarrabi Zuri y la Ondarrabi Beltza. La primera, blanca, se encuentra en un 98% del viñedo, mientras que su variedad tinta se encuentra en el 2% restante. El reglamento del Consejo Regulador autoriza también otras variedades de uva como Chardonnay, Petit Courbu, Riesling y Gros Manseng. La superficie de estas variedades está limitada, no pudiendo superar en su conjunto el 20% de la superficie de viñedo procesado por cada bodega.

5. Estados Unidos, principal importador:  Aproximadamente un 20% de la producción se consume fuera de Euskadi: la mitad se queda en el resto del Estado y la otra mitad se exporta al extranjero. A nivel nacional, son Madrid, Barcelona y el Mediterráneo las zonas donde más se consume txakoli, en muchos casos porque son los propios turistas vascos quienes lo piden. En el extranjero, son, en este orden, Estados Unidos, Francia, Japón y el Reino Unido los destinos predilectos de los más de 242.000 litros que en 2015 se exportaron desde 21 bodegas.