Hacer carpaccio casero

Hacer carpaccio casero no es complicado; la clave está en el corte [Foto: diariovasco.com]

Técnicas culinarias

¿Te atreves a hacer carpaccio casero?

Hacer carpaccio casero es, sin duda, una gran idea para dejar boquiabiertos a nuestros invitados y no gastarse la herencia en el intento

diariovasco.com | 26/05/2017 |

Hacer carpaccio casero es mucho mejor que comprarlo, y es que el exotismo de este producto y el momento álgido que ocupa ahora mismo en el mercado gastronómico no lo hacen un producto precisamente económico.

La clave para hacer carpaccio casero es la calidad del género y el corte del producto

Para aquellos que no lo tengan claro, el carpaccio es básicamente carne cruda. La receta original, surgida en Italia, consistía en carne de buey cruda, pero lo cierto es que hoy en día podemos encontrar no solo carpaccio elaborado con carnes de otros animales, sino también carpaccio de salmón, rape, vieiras… e incluso quesos, fresas y hongos.

Aunque el carpaccio de carne o pescado sea un plato que queda muy lucido, la verdad es que se trata de una receta tremendamente fácil de preparar, ya que se sirve en crudo. Lo único importante es conseguir un buen corte.

En caso de optar por hacer un carpaccio casero de carne, si no es de buey, se debe utilizar una carne roja. En cambio, si se va a hacer un carpaccio casero de pescado, la clave está en utilizar el lomo de la pieza.

Lo primero es escoger el género. Teniendo en cuenta que el producto es el único protagonista se debe escoger un buen producto, fresco y de calidad. Ahora bien, el corte también es primordial.

Pero conseguir un corte perfecto tiene truco. Se debe meter la pieza al congelador. De esta forma, cuando ya esté tersa, sin llegar a estar como una roca, se aprovecha para conseguir los filetes. Es el momento crítico de la preparación, ya que las lonchas deben ser muy finas, para lo que también viene bien contar con un cuchillo bien afilado y específico para el producto que vayamos a preparar.

El emplatado

A la hora de emplatar se deben tener en cuenta dos cosas. La primera es el marinado de la carne. El carpaccio tradicional era aliñado únicamente con jugo de limón, aunque en la actualidad existen diversas versiones entre las que poder elegir, como la mostaza, aceite normal o aromatizado, vinagre, cebollino, sal u otros aderezos, como especias.

En cuanto a su disposición en el plato, ya sea carpaccio casero o comprado se suele disponer en forma de abanico, colocado de pie. O en su defecto, si la estructura se desmorona, se puede colocar como la clásica tabla de embutidos.




sukaldaTU por Ainara López