Sabor guipuzcoano

Tradición y modernidad conviven en Zelaia

Sidrería Zelaia, en plena temporada de txotx, ofrece a sus clientes menús a medida y una nueva sidra que está encantando

diariovasco.com | 23/02/2015 |

Comedor de Zelaia

El comedor de Zelaia, una sidrería situada en Martindegi [Foto: diariovasco.com]


Sidrería Zelaia
Telefono943 555 851
E-mailzelaia@zelaia.es

Horario: De lunes a viernes de 20:00 a 21:30 horas. Sábados de 13:30 a 14:30 y de 20:00 a 21:30 horas

Martindegi, 29
Hernani,
Gipuzkoa 20120


Desde el pasado 22 de enero y hasta el próximo 2 de mayo, en Sidrería Zelaia es tiempo de ‘txotx!!!´. Esta sidrería situada en el barrio Martindegi, entre Hernani y Astigarraga, abre sus puertas todos los mediodías de lunes a sábado, además de la noche del propio sábado. En su tradicional comedor se puede degustar una nueva cosecha de sidra que está encantando y que acompaña a las delicias que salen de los fogones y las brasas de Zelaia.

El suculento menú es coronado por un postre especial: queso, nueces, dulce de manzana y tejas y cigarrillos de Tolosa.

El menú de sidrería en Zelaia está compuesto por el pintxo de chorizo de sidra, que siempre da la bienvenida a los comensales y es el perfecto aperitivo para los tres platos principales: tortilla de bacalao, bacalao frito con pimiento verde y txuleta asada al carbón. El postre es de lo más especial: queso, nueces, dulce de manzana y tejas y cigarrillos de Tolosa. “Nosotros no nos limitamos a ofrecer un menú cerrado ni fijo. Si al cliente le apetece, por ejemplo, sólo una tortilla de bacalao y una txuleta, no tenemos problemas alguno en ponérselas”, explica Oihana Gaincerain, quien junto a sus hermanas Maialen y Jaione son la cuarta generación familiar dedicada al mundo de la sidra.

En Zelaia están muy contentos por cómo ha empezado la temporada de sidra. “Siempre empieza poco a poco, como lentamente, pero ya ha cogido ritmo y nos estamos dando cuenta de que la sidra está gustando mucho”, prosigue Oihana. “Son sidras afrutadas y en boca muy equilibradas, sin ninguna nota que destaque exageradamente. Son suaves y fáciles de beber”, describe. Este año, como novedad, abrirán también durante la Semana Santa, si bien cerrarán el lunes de Pascua.

Una marca de referencia

Y es que, aunque su cocina sea muy apreciada por los comensales que visitan la sidrería, es la producción de sidra la especialidad de Zelaia: “La producción y embotellado de nuestra Sidra Zelaia es nuestra actividad principal a lo largo del año y por lo que mucha gente nos conoce”, señala Oihana, quien narra cómo “en cuanto termine la temporada de txotx, comenzaremos a embotellar nuestra sidra. En agosto buscamos y compramos las manzanas y, ya en septiembre, las traemos para comenzar con una nueva cosecha”.

Son varias las procedencias que tienen las manzanas utilizadas para producir la Sidra Zelaia: “En parte es de aquí, de los caseríos de nuestro alrededor, ya que tenemos un compromiso con los productores de nuestro entorno y compramos sus manzanas. A través de Gorenak, además, se ha conseguido una producción muy estable, lo que nos beneficia a los sidreros. Además, nosotros mismos tenemos también unos manzanales en Navarra, en la zona del Valle del Baztán, aunque es más un proyecto a medio-largo plazo. Luego, estarían las manzanas que compramos para completar la cosecha, que en nuestro caso suelen venir de la Normandía francesa”.

El peso de la tradición

¿Qué se siente al hacerse cargo junto a sus dos hermanas de un negocio con tan larga tradición como es el de Sidrería Zelaia? Oihana tiene claro que “siempre notas una responsabilidad porque tienen un negocio que cuidar muy bien. Esto ha cambiado mucho desde la época de nuestros bisabuelos, cuando la sidra se producía en el caserío, al igual que otros alimentos como la leche. Fue el aita el que le dio más forma de negocio y comenzó a llevar la marca Zelaia como la conocemos hoy en día”.

 En 2010, el diario británico The Guardian habló de Sidrería Zelaia como la mejor sagardotegi a nivel nacional, lo que es sin duda un ejemplo de la reputación que tiene el establecimiento y la marca: “Como bodega siempre hemos procurado ir por delante en lo que a tecnología se refiere, para mejorar la producción y embotellado de la sidra, por ejemplo. Pero, por otro lado, nuestra filosofía también ha sido siempre cuidar mucho el trato en el txotx. Eso también nos ha dado nombre y nos ha proporcionado un público muy agradecido, que notamos que se va satisfecho de nuestra sidrería”, concluye Oihana.




sukaldaTU por Ainara López