Variedad y calidad

Los tintos de Navarra gozan de una gran reputación [Foto: diariovasco.com]

Producto de calidad

Un buen vino, el mejor acompañante para estas navidades y el resto del año

Ya sea en cenas o comidas especiales, en una salida con los amigos o tu rutina diaria, un buen vino de calidad, consumido de forma moderada, es el mejor acompañamiento en esos momentos. Los vinos con Denominación de Origen Navarra con una excelente opción

diariovasco.com | 22/11/2013 |

Se acercan las navidades y va siendo hora de comenzar a pensar en qué es lo que vamos a poner para las diferentes comidas y cenas que realizamos durante estas fechas. Y es que si lo dejamos para última hora, ya sabemos que los precios suben y las colas de los establecimientos en los que adquirimos los productos se convierten en interminables.

Para evitar colas y enfados, lo mejor es planificar y comenzar a comprar. Pensar en las personas que van a venir, qué menú vamos a preparar, pero también y, por supuesto, con qué vino vamos a acompañar nuestra mesa o cada uno de nuestros platos.

En este sentido, cabe mencionar, que los vinos con Denominación de Origen Navarra son siempre una excelente elección. ¿Por qué? Por dos motivos principales:

- Las bodegas tienen larga y probada experiencia en la elaboración de vinos de calidad. No en vano, estos vinos cuentan con un destacado reconocimiento dentro y fuera de nuestras fronteras.

- La variedad y calidad: si bien es cierto que hasta hace pocos años la variedad más conocida de esta denominación de origen era el rosado, lo cierto es que sus blancos y tintos también son exquisitos y la gama es muy amplia.

Tipos de vinos

Como ya hemos comentado, la variedad de vinos de D.O. Navarra es muy amplia, de hecho, cuentan con:

  • - 341 blancos: que se dividen en tres ramas. Los jóvenes: viura y mezcla de viura y chardonnay; los chardonnay sin barrica y los chardonnays fermentados en barrica. Unos vinos ideales para acompañar con pescados, pero también entrantes ligeros o postres salados, como el queso.
  • - 342 rosados: sin duda, buque insignia de la D.O. Navarra. Son los acompañantes perfectos para los entrantes (arroz o pasta), pero también dan un toque único a los aperitivos y, por supuesto, a esa copita de media tarde o mediodía.
  • - 343 tintos: que al igual que los blancos, se divide en tres familias. Los tintos jóvenes y de roble, cuya boca golosa los convierte en ideales a la hora de tomar aperitivos salados como charcutería, paté o quesos del país. Tintos de crianza: sin duda, la mejor compañía para la carne a la brasa, los asados, guisos o quesos curados. Por último, los tintos reserva o gran reserva, que maridan muy bien con los platos de caza, tan típicos de esta época, así como los guisos sutiles o elaborados.
  • - 344 dulces: porque está claro que el vino no es sólo para los primeros y segundos platos, sino que también puede acompañar perfectamente a un buen postre, dándole aún más sabor al mismo. Dentro de esta gama podemos hablar de los vinos blancos dulces, y de los vinos de licor de moscatel.