Claves roscón Reyes

Existen unas claves que debemos seguir para elaborar un roscón de reyes casero [Foto: diariovasco.com]

Repostería

Triunfa estas navidades con tu roscón de Reyes gracias a estas claves

Uno de los postres que no falta en ninguna casa en estas fechas es el roscón de Reyes. Una elaboración tradicional que se puede comer tanto en su versión seca como rellena.

diariovasco.com | 03/01/2019 |

El roscón de Reyes normalmente es un postre que tendemos a comprarlo en las pastelerías, pero en caso de tener tiempo y conocer algunas claves también se puede realizar de forma casera. Para ello hay que tener en cuenta una serie de claves que te ayudarán a sorprender a tus comensales.

Si queremos lograr un roscón auténtico no podemos olvidarnos del agua de azahar

A la hora de hacer un roscón hay que tener en cuenta cuándo se va a consumir, puesto que es conveniente tomarlo recién hecho, hornearlo en el día, o incluso se puede hacer el día anterior si lo vamos a tomar relleno.

Si queremos realizar un buen roscón es importante que utilicemos ingredientes de calidad, y esto resulta primordial si hablamos de la harina o la levadura que vamos a emplear.

La harina tiene que ser de fuerza, también conocida como harina de panadero, que tiene un alto contenido de gluten que ayuda a que nuestra elaboración quede esponjosa. Por su parte, la levadura tiene que ser de panadero, ya sea en su versión fresca o en la seca.

Tres fases de fermentación

Otro importante paso es el de respetar los tiempos de fermentación. Es decir, cuando vayamos a elaborar nuestro roscón deberemos aparcar a un lado las prisas y dejar que la masa fermente en al menos dos ocasiones, aunque lo recomendable es en tres: la primera al hacer la masa madre, que deberemos dejarla fermentar durante 15 minutos; la segunda al tener la masa finalizada, que la dejaremos reposar durante 5 o 6 horas; y por último al darle forma al roscón, que también lo tendremos durante dos o tres horas.

Para amasar nuestra elaboración lo ideal es utilizar un robot de cocina, aunque con las manos también es posible. La tendremos lista cuando quede tirante, suave y blanda. Siempre hay que tener en cuenta que el mejor momento para añadir la mantequilla en pomada es casi al final.

Un dato importante a la hora de hornearlo es tener el horno caliente a 200º y cuando el roscón lleve 5 o 7 minutos dentro bajaremos la temperatura a 180º. Deberemos darle calor por arriba y por abajo, evitar abrir la puerta para que no baje y estará listo tras 20-25 minutos.

Un ingrediente clave que no podemos olvidar si queremos lograr un auténtico roscón de reyes y no un bollo común es añadir un buen agua de azahar alimentario. En caso de utilizar esencia de azahar deberemos tener cuidado con no echar demasiado, ya que es más fuerte.