Crepes saladas

Son infinitas las opciones para rellenar una crepe salada [Foto: diariovasco.com]

Propuestas

El ’top 5’ de crepes saladas

Las crepes tienen su origen en la región de Bretaña, al oeste de Francia. Se realizan fundamentalmente con harina de trigo y su masa se alisa con forma de disco, de unos 16cm aproximadamente

diariovasco.com | 03/08/2018 |

Las crepes también puede ser saladas. Aunque normalmente suelen servirse habitualmente como postre, dependiendo del relleno pueden convertirse en el plato principal. En la actualidad, se trata de una receta que se consume casi a diario en Francia.

Las crepes saladas son ideales para los platos principales; son infinitas las opciones

El relleno habitual de estas delicias suele ser dulce, como el chocolate o el dulce de leche. Su combinación con frutas como las fresas, frutos rojos o naranjas son muy demandados en los puestos que venden crepes. No obstante, también pueden elaborarse con rellenos salados. En Francia son cinco las crepes saladas más populares.

La crepe con relleno de champiñones y bechamel es una auténtica exquisitez para el paladar. Aunque parezcan complicadas de elaborar, lo cierto es que su elaboración es muy sencilla, solamente hay que rellenar la crepe con los champiñones y se vierte un poco de bechamel por encima.

Llevando a cabo el mismo procedimiento que con los champiñones, se elaboran las crepes de pollo con bechamel. Una vez realizada la masa de las crepes se rellena con estos ingredientes y ya está listo para comer.

Por lo general, no solemos asociar el crepe con el pescado. No obstante, las crepes de salmón y champiñones son todo una manjar. El salmón se corta en dados y el champiñón se corta en láminas, tras saltearlos en la sartén se rellenan en la crepe. También se le pueden añadir lechuga para darle un toque más crujiente.

Para la opción vegetariana encontraríamos el relleno de brócoli y queso, que suele ser una de las opciones favoritas para aquellos que no quieran comer carne o pescado. Sin duda alguna, una de las crepes más saludables.

Por último, está la crepe de jamón y queso. Sin duda alguna se trata de la más sencilla, una crepe salada que nunca falla y nunca falta en los puestos de crepería.

La masa de las crepes

La masa de las crepes puede variar dependiendo del relleno. Suelen elaborarse a partir de trigo, pero el tipo de trigo es distinto. Los maestros de la crepería suelen utilizar trigo candeal para las crepes dulces. No obstante, para las crepes saladas suelen utilizar masas de trigo sarraceno, ya que acompañan en el sabor.