tarta de manzana

Una tarta recién sacada del horno, un postre tan internacional como delicioso. [Foto: diariovasco.com]

Postres

Tarta de manzana: la madre de todos los pasteles

Te ofrecemos paso a paso todas las claves para hacer una tarta de manzana, uno de los postres más populares

diariovasco.com | 29/03/2012 |

Posiblemente la tarta de manzana sea uno de los pasteles más populares a nivel mundial. Son muchas las recetas de este delicioso postre, desde la 'apple pie' norteamericana hasta las tartas con una base de hojaldre o bizcocho, pasando por diferentes variantes en sus ingredientes como la vainilla, la canela, el queso mascarpone, o incluso elaboradas con fruta troceada o en compota. Pero todas ellas cuentan con un ingrediente común, la manzana, por lo general de sus variedades más ácidas, sean Reineta, Golden o Granny Smith, aunque puede servir cualquier otra. En este artículo intentaremos explicar los pasos a dar para elaborar una receta sencilla, pero sin duda apetitosa.

Para elaborar esta receta necesitaremos una lámina de hojaldre, dos manzanas de nuestra variedad preferida (aunque, como hemos dicho, las ácidas pueden ser las más indicadas), crema pastelera (la cantidad dependerá del grosor que se le quiera dar), un huevo batido para pintar y mermelada para cubrir y dar brillo.

Para dar un toque final a la tarta de manzana, podemos cubrirla con mermelada de albaricoque, almíbar o gelatina

En primer lugar extienderemos la lámina de hojaldre en una superficie ligeramente enharinada, extendiéndola con el rodillo hasta obtener el tamaño del molde, que untaremos con mantequilla. Procederemos a asentar bien el hojaldre y cortar la masa sobrante. Para que no se hinche en el horno, pincharemos con un tenedor la masa y la cubriremos con alguna legumbre seca (hay quien usa pequeñas piedrecillas) para que al hornearla no se hinche. Introduciremos el molde con el hojaldre en el horno precalentado a 220º C y lo dejaremos dentro durante unos diez minutos, hasta que se dore un poco.

La manzana, en gajos finos

Tras retirar el hojaldre del horno y quitar el peso que le hemos colocado encima, rellenaremos el molde con la crema pastelera. Tras ello pelaremos y cortaremos las manzanas en finos gajos, ordenándolos sobre la crema de manera que formen el dibujo que deseemos. Para cubrir la tarta usaremos mermelada de albaricoque, que habremos calentando previamente al baño maría. Podemos ayudarnos de una pequeña brocha para que la mermelada se distribuya uniformemente por toda la superficie. Otras alternativas para cubrir la tarta son emplear almíbar o gelatina de sabor neutro, dependiendo del gusto del cocinero y los comensales.

Por último, introduciremos de nuevo la tarta en el horno, hasta que la fruta se dore un poco. La dejaremos enfriar y la reservaremos en frío hasta el momento de emplatar.




sukaldaTU por Ainara López