Spritz, aperitivo italiano rosado

El spritz es un aperitivo italiano que está muy de moda [Foto: diariovasco.com]

De moda

Spritz, el aperitivo italiano rosado

El spritz es una bebida rosada muy típica del Veneto. En los últimos años, es también habitual encontrarlo por estos lares. Agua con gas, vino blanco ‘prosecco’ y alguna nota de alcohol de mayor graduación, sus ingredientes

diariovasco.com | 14/10/2015 |

Spritz es el nombre de ese combinado que poco a poco está entrando en España hasta ponerse de moda en los sitios más ‘cool’ de algunas ciudades. Aquellos que hayan estado de vacaciones en el Veneto (Italia), se habrán fijado que en muchas  de las mesas de las terrazas existentes allí había unos vasos que contenían un líquido de color rosado que jóvenes y mayores bebían con deleite.

El sabor del spritz vendrá determinado de si se le añade Aperol o Campari

Habrán visto a los venecianos aprovechar los rayos de sol en el Campo di Margherita, uno de los pocos lugares amplios de Venecia y donde no se ve agua; y habrán aprovechado para pedir también esa bebida que proviene de la dominación astrohúngara de la zona en el siglo XIX.

La base era agua, preferentemente con gas y vino blanco. Los soldados centroeuropeos no estaban acostumbrados a la fuerte graduación alcohólica de los vinos de la zona, dado que ellos tomaban cerveza, por lo que los diluían con agua.

En los últimos años, sobre todo, el Spritz ha sufrido una variación notable en sus componentes. Siendo en la actualidad la base el agua con gas junto con vino blanco (poniéndose de moda el ‘prosecco’, con burbujas), se le añade también alguna otra bebida alcohólica de no muy alta graduación.

Es aquí donde entran dos tótems para los venecianos: el Aperol y el Campari (los dos de la misma compañía). El Aperol, según se indica en su botella, es un aperitivo poco alcohólico hecho de infusión de hierbas y raíces, receta original de 1919. Entre las raíces se encuentran la violeta de genciana, la chinchona o el ruibarbo. El Campari, de características similares, es más amargo, siguiendo la línea de los ‘amaros’ italianos que se utilizan como aperitivos.

La diferencia fundamental es que el primero es dulce, por lo que ofrece un Spritz dulzón, mientras que con el segundo predomina el sabor amargo del licor italiano. La manera de realizarlo es sencilla: hielo, vino blanco con gas (un chorreón), un chorreón un poco menor de Aperol o Campari y un golpe de sifón.

Agua por cava

En los últimos años las campañas publicitarias del licor dulce italiano están consiguiendo que la bebida se tome ya en toda Italia, vinculándola a lo que se denomina ‘cool’, ‘moderno’ o ‘bebida afterwork’. Y no solo eso, están realizando un gran esfuerzo comercial para introducirse en países como Francia o España.

Existen ya coctelerías que lo ofrecen; o simplemente pubs o locales que lo sirven ante el aumento de la demanda. En la actualidad se puede contemplar en algunos grandes almacenes unas cajas donde se incluyen una botella del licor dulce y otra de cava. Y es que están cambiando la receta: cava en vez de ‘prosecco’.