Cata de vinos verdejos

La cata de vinos verdejos se desarrolló en el restaurante Rekondo [Foto: diariovasco.com]

Cata de verdejos

D.O. Rueda, una gran evolución

Enólogos y agricultores han sabido sacar todo el partido a la uva verdejo, una de las más sugerentes y con más cosas que contar.

diariovasco.com | 24/07/2018 |

Aquellos que tenemos una edad y que hemos acompañado a la D.O. Rueda casi desde sus inicios hemos podido ver (y saborear) el progreso que han hecho algunas de las mejores bodegas. Enólogos y agricultores han sabido sacar todo el partido a la uva verdejo que en sus comienzos parecía que tenía poco recorrido y que, sin embargo, ha demostrado ser una de las más sugerentes y con más cosas que contar, con todas las posibilidades de demostrar que es una variedad de las más importantes.

Para confirmarlo hicimos esta cata de verdejos más gastronómicos en la catedral del vino que es el restaurante Rekondo y en donde Martín Flea demuestra que es un enamorado de la verdejo y que sabe recomendarla para algunos de los platos clásicos de la casa.

Ossian empezó como un proyecto de viñas prefiloxéricas en parcelas y un proceso casi artesanal para hacer una gran vino. Catamos el 2015 y esos principios siguen y por eso nunca ha dejado de estar entre los grandes vinos de España. Fermentación en madera y crianza sobre lías. El vino es sabroso y elegante, siempre da satisfacciones, es la golosidad, es la estructura, es incluso la frescura. Lo tiene todo.

El nombre de Harenna 2016 representa a la bodega Garciarévalo, un nombre que representa la tierra sobre la que crecen las viñas de más de 150 años. Es un vino que se hace pausado, con paciencia para que represente lo mejor de la zona. Por eso el vino tiene cuerpo, muy elegante y equilibrado. Sí, tiene muchos aromas de hierbas, de hinojo y frutas, pero lo que más te gusta de este vino es cómo te atrapa.

La uva verdejo ha demostrado que es capaz de grandes vinos cuando se sabe tratarla desde el viñedo hasta la bodega.

Bodegas Isaac Cantalapiedra es de las más recientes en Rueda pero la familia se dedica a la viticultura desde hace ya más de un siglo. Majuelo de Chivitero 2016 es una de sus joyas. Viñedo sobre canto rodado en La Seca, esa tierra de la que sabes que sólo sale el mejor vino, aquí hay mucha hierba, el paseo por esas tierras una mañana, y fruta blanca madura. En boca continúan las sensaciones lo que hace que sea un vino importante.

Ganas de tomar otra copa

Un gran ejemplo de bodega pequeña es Castelo de Medina y esta Vendimia Seleccionada 2016, preocupación y esmero de sus viñas propias y una elaboración cuidada dan como resultado uno de los verdejos más claros, de las que mejor representan la variedad. Las hierbas cortadas, el hinojo y algo de tostados de pastelería. Cuando lo tomas disfrutas de la fruta blanca madura y de lo largo que es. Ganas de tomar otra copa.

Cuando ves Circe 2017 de Avelino Vegas por primera vez crees que quieren destacar con la botella, cuando lo pruebas te das cuenta de que hay mucho más porque el vino te cautiva. Hay viñedo muy mayor en vaso que hace que sea muy sincero en todo lo que tiene, aromas frutales y florales intensos, frescura, un paso por boca estructurado y fácil. Te fijas en la botella, te enamoras del vino.

Hispano Bodegas es un proyecto que reúne vinos de calidad de diversas DOs. En Rueda Garcígrande presenta su Anier Vendimia Seleccionada que sorprende por lo aromática que es, en boca entra fácil, es muy goloso y graso. Sobre todo destaca la frescura gracias a la acidez, todo eso hace que no te canses de este vino.

La uva verdejo ha demostrado que es capaz de grandes vinos cuando se sabe tratarla desde el viñedo hasta la bodega. Son vinos que dan alegrías incluso con tiempo en botella. Un placer haber encontrado estos vinos y poderlos presentar como vinos gastronómicos capaces de acompañar algunas de las mejores comidas del verano.




sukaldaTU por Ainara López