Salsa de tomate

Restar la acidez del tomate es posible [Foto: diariovasco.com]

Consejos

Aprende a restar la acidez del tomate

Restar la acidez de la salsa de tomate es muy sencillo utilizando unos pequeños trucos en su preparación. Y es que a menudo, la ingesta de alimentos con niveles tan altos de ácido, producen molestias estomacales, dolor en heridas bucales o incluso pueden llegar a ser un problema para personas que tienen úlceras.

diariovasco.com | 28/07/2016 |

La acidez está presente en muchos alimentos como cítricos, elaboraciones con vinagre o la salsa de tomate, algunos de los productos que presentan mayores niveles de acidez y están muy presentes en nuestra dieta. Y no es extraño padecer, por ejemplo, reflujos tras ingerir recetas que se hayan elaborado con alguno de estos elementos. Para restar la acidez y prevenir el malestar posterior, hay algunos pasos que podemos tener en cuenta a la hora de cocinar, que nos pueden ayudar a minimizar o reducir la acidez.

La salsa de tomate, por ejemplo, es a menudo el aliño o aderezo estrella de todos los hogares. En el caso de tratarse de tomate de bote, ya sea frito, crudo, o troceado, es importante añadirle a la hora de calentarlo azúcar y sal para restar la acidez. Ambos sabores casan a la perfección con el toque ácido, y el azúcar es un gran aliado a la hora de reducir la acidez. El toque de sal por su parte ayudará a que la salsa no quede dulce. Este truco se puede utilizar tanto en la salsa de tomate como en cualquier otra preparación que presente un exceso de acidez y tenga textura líquida, como pueden ser salsas, sopas, cremas o purés.

El azúcar o el bicarbonato de sodio nos pueden ayudar a restar acidez

Si la salsa de tomate es de elaboración casera, se debe limpiar bien el tomate retirando la piel y las pepitas, ya que estas son las partes más ácidas de esta fruta. Este truco es un gran aliado a la hora de restar la acidez de la salsa. Es importante también no cocinar de más estos platos, ya que un exceso de tiempo de cocción provoca una mayor concentración de acidez.

En cuanto a la preparación de las recetas, hay que prestar también atención a los ingredientes. Está claro que en una salsa de tomate el tomate es indispensable, pero un plato que queramos añadir cítricos, por ejemplo, es recomendable pensarse dos veces esta adición de ácido si no va a ser el toque protagonista del plato.

Restar la acidez a posteriori

Cuando el reflujo o acidez de estomago ya se ha manifestado o cuando tememos que pueda aparecer, el remedio más utilizado es el bicarbonato de sodio. Pero este truco nos puede ayudar a restar la acidez no solo después, sino también antes. Atrévete a utilizarlo también en tus recetas, no cambiará el sabor del plato y estarás actuando contra el reflujo antes de que aparezca.