Gaspar Arrieta, padre de la pastora ganadora, con el trofeo en Ordizia [Foto: Mikel Fraile]

Olimpiada del queso

El concurso de Queso Idiazabal de Ordizia, para un vizcaíno por primera vez

Los pastores Jon Etxeberria y Puy Arrieta lograron el triunfo en el certamen. Catalana de Occidente abonó 7.400 euros por el medio queso ganador en el XXXIX Concurso de Quesos Idiazabal.

diariovasco.com | 06/09/2012 |

Jon Etxeberria de Zeanuri se llevó el primer premio en el XXXIX Concurso de Queso elaborado por pastores. Ricardo Remiro de Eulate (Navarra) se clasificó en segundo lugar, mientras que La Leze de Álava se hizo con el tercer premio. José Luis Odriozola de Aia fue el primer guipuzcoano en el concurso de Quesos, con un cuarto lugar. Se trata de la primera vez en que el premio va a parar a Bizkaia, motivo por el que el Trofeo Kutxa de Oro que se concedía a aquel pastor que haya ganado tres veces a lo largo de los 10 últimos años ha quedado este año desierto.

Tras la cata de quesos tuvo lugar la también tradicional puja por el medio queso ganador. Este año Seguros Catalana de Occidente se lo ha llevado por 7.400 euros, cien euros mas que el año pasado. Juanjo del Caño, delegado territorial de la compañía explicaba que el producto se repartirá entre los clientes. En esta edición la subasta ha sido únicamente de la mitad del queso ganador ya que a la vista del necesario ajuste presupuestario no habrá subasta por internet, del segundo y tercer clasificados.

Gran ambiente en la localidad

Ordizia vivió desde primera hora de la mañana el gran ambiente de su Feria Extraordinaria donde como cada año el queso fue el protagonista. A las 10.30 de la mañana el frontón Beti Alai, bajo la presidencia de Juan Mari Arzak, acompañado por una mesa de selectos paladares, acogía el XXXIX Concurso de Queso. Entre los catorce finalistas había seis quesos guipuzcoanos: Aizpea S.C de Olaberria; Begoña Balerdi de Tolosa; Francisco Javier Muñoa de Zerain; Jose Luis Odriozola de Aia; Karmele Murua de Segura y Pedro Gabiria de Legazpia aunque al final el premio gordo se fue para Bizkaia.

Entre los 14 finalistas del Concurso de Queso Idiazabal, había seis guipuzcoanos, aunque el premio se lo llevó un vizcaíno

Al igual que ocurriera el año pasado, a las 9.30, partiendo desde D'elikatuz, tuvo lugar el desfile de la Cofradía del Queso Idiazabal y pastores, para trasladar hasta el frontón Beti-Alai los quesos participantes en el certamen. La Cofradía del Queso Idiazabal de Ordizia, organizadora del evento, insiste en la filosofía que encierran las bases del concurso, que apelan al mundo tradicional, al pastor, y a la elaboración artesana.

Queso de Oro

El Trofeo Kutxa de Oro quedó desierto ya que se concedía a aquel pastor que haya ganado tres veces a lo largo de los 10 últimos años y Jon Etxeberria se estrena en este puesto. En el frontón pequeño, antesala del propio Beti Alai, tal y como reclaman las bases del concurso, los pastores ganadores de los 10 últimos años, es decir, desde 2002, pusieron a la venta sus derivados lácteos.

Mientras todo eso ocurría, la plaza José Miguel Barandiaran albergó como cada año los concursos de frutas y hortalizas, así como la exposición de perretxikus. En la plaza Garagarza tuvo lugar el concurso vacuno de raza Pirenaica de Gipuzkoa. Además, se llevó a cabo una subasta de ejemplares de esta raza.

La colindante Prazuela volvió a acoger el Campeonato de gallina vasca, IX Memorial Fernando Orozco, que asistió a su trigésimo primera edición, envite al que concurren ejemplares de las razas marraduna, gorria, beltza, zilarra y leposoila.

Puestos de artesanía en la Feria de Ordizia

El resto del recinto ferial se completaba con la habitual oferta que brinda la Arboleda, donde se vendía queso Idiazabal. No faltaron tampoco los puestos de venta de talos.

Las calles Urdaneta y Santa María fueron escenario puestos de venta de productos artesanos agroalimentarios; pan, talos, miel, pastel vasco, dulces, así como productos artesanos como cerámica, maquetas de barcos, lana, cuero, madera,...

En las plazas Goen y Nikolas Lekuona se instalaron, a su vez, puestos de artesanía, no agroalimentaria. La calle Ordizia, por su parte, acogió la exposición de maquinaria agrícola.