Tipos de copa de vino

Cada tipo de vino tiene un estilo de copa idóneo [Foto: diariovasco.com]

Presentación

¿Qué copa se debe utilizar para cada vino?

Acertar con la copa a la hora de presentar un vino es clave, ya que incluso la percepción y el aroma del mismo se pueden ver condicionados

diariovasco.com | 29/05/2017 |

Utilizar la copa correcta para cada vino es casi tan importante como la elección del mismo, y es que aunque no parezca especialmente relevante, al igual que sucede con la presentación de un plato, cómo se sirve el vino condiciona mucho su disfrute.

Evita las copas talladas y de color a la hora de presentar un vino a tus invitados

Hay ciertas reglas o normas generales en cuanto a las copas de vino, independientemente de la ocasión o de la clase de vino. El material, por ejemplo, debe ser cristal lo más fino posible, incoloro y transparente, de manera que se pueda observar el vino y su color.

En cuanto a la forma de la copa, debe ser lisa, sin tallas ni adornos que le puedan restar protagonismo al producto. Sus bordes deben tender al interior, de forma que los aromas del vino no se escapen de la copa.

Las dimensiones de la copa también toman parte en su disfrute, por lo que debe presentar un tamaño cómodo para poder servir el vino, cubriendo un tercio de la capacidad, y que quede espacio para hacer girar el contenido sin que se derrame.

El tamaño sí importa

Estas normas nos pueden servir a modo de guía general a la hora de adquirir unas copas polivalentes que tener en casa, aunque si se apuesta por un juego de copas completo o se quiere un tipo de copa más específico, para una variedad concreta, hay que tener en cuenta ciertos detalles.

Si lo que vamos a descorchar es un vino generoso, con cuerpo, deben ser servidos en copa pequeña, con un límite que establece el poder remover el vino. Las copas medianas es mejor reservarlas, por su parte, para vinos frescos como el vino blanco o rosado. Éste se trata de un tamaño ideal para recoger su aroma y sabor suave.

Y las copas grandes se utilizarán para servir un buen vino tinto, ya que esta clase de caldo necesita poder oxigenarse. A mayor intensidad de vino, mayor tamaño de copa.

En cuanto a los espumosos, encuentran su mejor presentación en las copas largas y delgadas, también bautizadas como copas aflautadas.




sukaldaTU por Ainara López