Bonito, un gran pescado

El bonito, un gran pescado [Foto: diariovasco.com]

De temporada

El pescado más ‘bonito’ del mar

Cocido, a la plancha, encebollado, con tomate, en marmitako… Son muchas las opciones para degustar el bonito, un pescado azul cuyo consumo es muy recomendable. Sus beneficios son infinitos

diariovasco.com | 01/07/2014 |

El verano es sinónimo de calor, de playa, de chiringuito… y de muchos cambios en el plano de lo gastronómico. Una de esas novedades es, sin duda alguna, el bonito, una de las mejores aportaciones del mar en el terreno culinario durante el verano. Las primeras capturas llegaron hace unas semanas a nuestras lonjas, dándose así el pistoletazo de salida a la campaña del bonito, una de las más apreciadas en todas las costas del país.

El bonito no es un pescado aconsejado si uno tiene problemas con el ácido úrico

El bonito es, sin duda, un pescado con muchos beneficios para nuestro organismo. De hecho, sólo podíamos sacarle dos pegas. Por un lado, tiene un contenido graso elevado respecto a otros pescados magros, aproximadamente unos 6 gramos de grasa por cada 100 de porción comestible. Por otro lado, también es rico en purinas, que en el organismo se transforman en ácido úrico, por lo que no es un pescado aconsejado si se sufre de gota.

A partir de ahí, son infinitos sus beneficios, más allá de lo delicioso que resulta al paladar. Por ejemplo, su grasa es rica en omega-3, lo que contribuye a que disminuyan los niveles de colesterol y triglicéridos. También es buena fuente de proteínas de alto valor biológico y posee cantidades diversas de minerales y vitaminas, sobre todo las del grupo B. En cuanto a los minerales, es rico en potasio, fósforo, magnesio, hierro y yodo.

Todo tipo de recetas

Lo cierto es que el bonito, pese a ser un pescado que pueda resultar algo seco, da mucho juego en la cocina. Cortado normalmente en ruedas, y éstas en tacos, se puede tomar, por ejemplo, cocido y con una mahonesa recién hecha. Otra forma de degustarlo muy habitual es a la plancha, siempre teniendo cuidado de que no se haga demasiado.

Encebollado (con cebolla, pimiento verde, e incluso aceitunas verdes y negras laminadas), con tomate (y normalmente pimiento verde), en marmitako (estofado con patata, cebolla, pimiento verde y tomate)… son algunas de las formas más clásicas de cocinar un pescado que también es protagonista de otras recetas más originales, como puede ser a la sidra o asado. Además, el bonito también juega un rol importante en algunas de los más conocidos platos de su cocina oriental. Su ventresca también es una pequeña joya culinaria muy valorada por muchos.