algas microscópicas

Las microalgas pueden estimular el sistema inmunológico [Foto: Diariovasco.com]

Del mar a la mesa

Microalgas en el plato

Los científicos llevan años estudiando las propiedades de las algas y de las microalgas. Entre los últimos descubrimientos está la evidencia de que las microalgas pueden estimular el sistema inmunológico debido a sus propiedades.

diariovasco.com | 24/01/2013 |

Wakame, Nori, Hijiki, Arame o Konbu son algunas de las variedades de algas utilizadas en la gastronomía japonesa y que ya se han hecho un hueco en nuestra dieta. A diferencia de las algas, que se toman directamente del plato, las microalgas tienen un gran valor nutricional como complementos dietéticos o como ingredientes para hacer alimentos.

En la actualidad, se están estudiando en algunos centros las propiedades saludables de las microalgas, cualidades que servirían para desarrollar alimentos con funciones saludables y de momento ya se han introducido en galletas y salsas.

Estimular el sistema inmunológico

Desde hace varios años, los científicos están investigando acerca del valor de las microalgas y se han obtenido las primeras evidencias científicas de la aplicación de dos microalgas: Chlorella y Spirulina, como ingredientes para alimentos saludables orientados a estimular el sistema inmunológico. Estas microalgas son ricas en vitaminas, ácidos grasos, aminoácidos esenciales y polisacáridos, propiedades excelentes si se usan como ingredientes en alimentos para reforzar las carencias nutricionales de personas que tengan bajas sus defensas.

Las microalgas se obtienen por extracción de microorganismos vivos y su utilización posterior puede ser aplicable a alimentos, pero también a un uso en el sector bioenergético o el farmacéutico. Lo que se extrae de ellas son Compuestos de Alto Valor Añadido (CAVAs), como por ejemplo aceites ricos en ácidos grasos omega-3, polisacáridos o pigmentos como los carotenoides, que se consumen a modo de complementos o que se emplean para el enriquecimiento de algunos alimentos.

Prevenir enfermedades

Los alimentos con propiedades de valor añadido, consumidos como parte de una dieta equilibrada y acompañados de un estilo de vida saludable, ofrecen la posibilidad de mejorar la salud y de prevenir ciertas enfermedades. La incógnita puede estar en si el consumidor iría a comprar galletas o salsas elaboradas al estilo tradicional que lleven incorporadas en su composición microalgas para hacerlas más saludables sin alterar su sabor. Su capacidad para prevenir ciertas carencias fisiológicas o el riesgo de enfermedades, validada científicamente, hace de estos productos un atractivo para los consumidores.