Maquina dispensadorade pescado

En Mungia se puede comprar pescado a cualquier hora del día [Foto: diariovasco.com]

24 horas al día

Máquina dispensadora de pescado en Mungia

Desde hace algunos meses, una pescadería de Mungia ofrece la posibilidad de comprar pescado a cualquier hora del día

Diariovasco.com |

En los últimos años, o incluso décadas, han proliferado en nuestras ciudades las máquinas dispensadoras de alimentos. Primero fueron las de bebidas refrescantes. Después llegaron las de frutos secos y caramelos. Hace relativamente poco se instalaron en algunos pueblos y ciudades máquinas en las que es posible comprar leche, queso o cuajo para hacer mamilla. Y por si fuera poco, desde hace varios meses, concretamente desde noviembre, una pescadería de Mungia, en Bizkaia, ha decidido colocar una máquina dispensadora de pescado capaz de atender a los clientes las 24 horas del día, siete días a la semana y 365 al año.

Se trata, sin duda, de una revolución que permite a los vecinos de Mungia comprar unas anchoitas, unos filetes de merluza o una rodaja de salmón a cualquier hora del día, sin esperas y con absoluta comodidad.

Pioneros en Euskadi en máquinas dispensadoras de pescado

A Marga y Rubén Ríos, hermanos y dueños de la pescadería Martín Arrandegia, sito en la calle Landetxo, les ofrecieron a finales de año la posibilidad de instalar un dispensador de comidas preparadas y cebo vivo, el chispazo que necesitaban para preguntarse: «¿Y por qué no ofrecer también pescado fresco?», explica Marga. Dieron con unos envases adecuados para ello, y ya desde finales de noviembre se embarcaron en esta pionera iniciativa. «Que yo sepa somos los únicos de Bizkaia, incluso del País Vasco, que tenemos una máquina de vending de pescado fresco», asegura Marga.

«Estamos teniendo sorpresas con la máquina de pescado», aseguran los dueños Marga y Rubén


Es probable que dentro de poco dejen de ser los únicos, ya que la iniciativa está encontrando una gran respuesta. Y es que, tal y como explican, el cliente encuentra en la máquina exactamente «el mismo pescado que tenemos en el mostrador, con la misma frescura y el mismo precio», el mismo género que horas antes Marga y Rubén adquieren a diario en la subasta de Mercabilbao. Y todo perfectamente limpio, envasado y etiquetado con fecha de envasado y caducidad. Junto al pescado, la máquina suele ofrecer paquetes de gulas, platos precocinados y anchoas en lata.  Los fines de semana combinan pescado y marisco. Los jóvenes son mayoría, pero los mayores también se están adaptando: «Estamos teniendo sorpresas porque la gente se está animando a comprar a través de la máquina», apunta Marga

Ocho referencias de pescado en la máquina

En definitiva, la máquina dispensadora de pescado es una buena apuesta para amoldarse a los tiempos que corren en los que muchos no pueden permitirse tirarse media hora en la cola de la pescadería. «La verdad es que estamos muy contentos, va muy bien. Ya tenemos clientes fijos que compran en la máquina, especialmente 'amatxus' que trabajan por la mañana y vienen a comprar a partir de las dos del mediodía», apunta Marga, quien confiesa que la máquina representa «un porcentaje pequeño» de las ventas totales de la pescadería Martín Arrandegia porque «la máquina tiene una capacidad limitada, sólo 15 referencias, de las cuales ocho son de pescado fresco. Eso sí, tratamos de variar la oferta todos los días», remata a la vez que recuerda que la iniciativa no surgió «como vía de negocio, sino como servicio a los clientes y para evitar que algunos tuviesen que recurrir a las grandes superficies».




sukaldaTU por Ainara López

Destacamos: