Alimentos de junio

El bonito es uno de esos alimentos que nos trae el mes de junio [Foto: diariovasco.com]

De temporada

Junio trae consigo muchas novedades entre los alimentos

La llegada del mes de junio se ve acompañada de algunos de los alimentos de temporada más esperados durante todo el año, sobre todo si echamos un vistazo al mar

diariovasco.com | 05/06/2017 |

La llegada del mes de junio trae consigo muchas novedades en lo que a alimentos de temporada se refiere. Hay que recordar que es un mes de cambio estacional, en el que se va la primavera y damos la bienvenida al verano, lo que siempre genera una pequeña revolución en los mostradores de mercados, fruterías, carnicerías y pescaderías.

En junio el mar nos trae dos pescados muy apreciados en nuestros fogones, como son el bonito y las anchoas

Echemos antes de nada un vistazo al mar para recibir a dos de los pescados que más se esperan durante todo el año: el bonito y la anchoa. Aunque el cambio climático haya hecho que durante otras épocas del año se puedan encontrar sobre todo anchoas de nuestras aguas en las pescaderías de nuestro entorno, ahora es el mejor momento para ambos.

El bonito es un pescado azul estrechamente ligado a la cocina vasca. Lleno de bondades para nuestra salud, pero también para nuestro paladar, el bonito se puede cocinar, sobre todo, de tres maneras: cocido con mayonesa, encebollado (o con piperrada, como también se le puede conocer) o con salsa de tomate (a la que normalmente nunca faltan los pimientos verdes).

Las anchoas también son tremendamente apreciadas en nuestra tierra. Conocidas como boquerones en otros lugares del Estado, son uno de los tres pescados azules más consumidos. Se pueden hacer fritas, albardadas o en papillote, entre otras muchas maneras, y en los meses de verano nunca faltan en las barras o cartas de los más populares establecimientos vascos.

Siguiendo con nuestra vista puesta en los mares, no se pueden dejar de mencionar al cabracho (o kabrarroka, tal y como se le conoce en Euskadi) ni los percebes, esos crustáceos que viven en las rocas, que son tan difíciles de capturar y que ahora viven un momento excepcional.

Más allá de los mares

Pero junio no sólo nos trae exquisitos pescados y mariscos. Y es que, por ejemplo, ahora va a ser el ‘boom’ del calabacín, que en invierno vivió unas semanas con unos precios desorbitados y que ahora, por el excedente de ellos que habrá, bajarán los precios sin duda.

En cuanto a las frutas, las cerezas y los albaricoques son las grandes novedades de este mes. Ambas son frutas típicas del verano y, sobre todo las primeras, muy difíciles de conseguir en otras épocas del año.




sukaldaTU por Ainara López