Huevos

La conservación de los huevos es muy importante para la salud [Foto: diariovasco.com]

Nutrición y salud

¡Ojo con los huevos y su uso este verano!

Por su ligereza y sabor, los huevos y los alimentos que con ellos se elaboran forma parte de nuestra dieta durante el verano, de forma especial. Los expertos ofrecen ciertos consejos basados en estudios, para evitar la temida salmonelosis.

Diariovasco.com |

Las altas temperaturas del verano afectan de manera considerable a ciertos alimentos, si no tomamos las medidas necesarias para evitarlo. Si no lo hacemos, podemos sufrir ciertos desajustes de salud, como contraer la salmonelosis, muy dada a cogerse durante las fechas estivales, debido a la exposición de los alimentos a temperaturas poco adecuadas para ellos.

Los huevos son uno de esos alimentos que más sufren en esta época y uno de los que más se utilizan durante esta época, no sólo para las básicas tortillas que se realizan a lo largo de todo el año y que durante el verano se dan más porque son ideales para llevar a la playa o al monte, sino también en las ensaladas de verano  o para la realización de las mayonesas, que también acompañan al plato anterior durante el verano.

Precisamente porque los huevos son uno de los principales alimentos que pueden transmitir al ser humano la salmonelosis, tomar ciertas precauciones a la hora de su conservación resulta esencial.

Cómo conservar los huevos

Mucha gente se preguntará cuál es el motivo de guardar los huevos en el frigorífico cuando en el supermercado no lo están. La respuesta, tal y como indican los expertos, es porque los mismos se deben guardar en un lugar seco y fresco, que no varíe de temperatura y en casa, el mejor lugar es el frigorífico, preferiblemente en la huevera, que es donde menos frío hace.

Además, desde el Instituto del huevo ofrecen los siguientes consejos:

- Comprar huevos con la cáscara limpia e intacta, debidamente etiquetados y con el código de trazabilidad marcado en la cáscara.

- Respetar la fecha de consumo preferentemente indicada en el envase del huevo.

- Poner los huevos en el frigorífico y no a temperatura ambiente.

- No lavar los huevos antes de meterlos en el frigorífico.

- No cascar los huevos en el recipiente donde vaya a batirlos.

- No separar las claras de las yemas con la propia cáscara del huevo.

- Cuajar bien las tortillas.

- No dejar la tortilla a temperatura ambiente si no se va a consumir inmediatamente.

- Preparar con la máxima higiene la mayonesa casera: añadir un chorro de vinagre o limón y conservar en el frigorífico hasta su consumo.

- Conservar siempre en el frigorífico los pasteles, natillas, etc…y consumir en las 24 horas siguientes a su elaboración.

- Los alimentos crudos o poco cocinados, así como las manos o utensilios de cocina que no estén limpios pueden contener gérmenes.

TAGS




sukaldaTU por Ainara López

Destacamos: