Una granada y sus pepitas

La granada, una fruta con mucha historia tras de sí [Foto: diariovasco.com]

Historia de los alimentos

La granada, una fruta casi mitológica

Cuando mira uno una granada abierta por la mitad, cuando contempla sus numerosas pepitas rojas, tiene una sensación de desmesura, de abundancia. Quizá por eso los romanos relacionaban la granada con la diosa Juno -que es la diosa del matrimonio y de la fecundidad de las mujeres- por aquello de los numerosos granos que contiene, por la fertilidad.

diariovasco.com | 09/09/2015 |

La granada es una magnífica fruta de otoño cuyas pepitas tienen un sabor un poco agridulce y que, curiosamente, suele encantar a los más pequeños de la casa. Quizá por el entretenimiento de irlas sacando de esas membranas blancas, la tastana, que las cubren. A los de más edad suele exasperar.

La granada siempre da un sabor muy especial a las ensaladas

Partirlas por la mitad, apretarlas un poco por los lados, ponerlas encima de un plato y darle unos cuantos golpes con una cuchara suele ser un buen procedimiento para que caigan los granos y el resto se quede más suelto.

Una de las características de la granada es que, debido a su piel, se mantiene bastante tiempo al aire libre. Si no las vamos a comer rápidamente lo mejor es meterlas en el frigorífico, donde pueden aguantar casi un mes. Por otro lado, si queremos disfrutar de su sabor cuando no está en el mercado no tenemos más que congelar las pepitas.

Proveniente de Persia fueron los fenicios, a los que se llamaba púnicos (al igual que a los cartagineses), quienes la trasladaron por los países del Mediterráneo. Por eso se llama “Punica granatum” al árbol del granado. No hace falta pensar mucho para relacionar alguna operación policial reciente y el por qué del nombre.

La granada es muy rica en minerales, sobre todo potasio, al igual que fósforo, magnesio… Y tiene muchas propiedades antioxidantes, lo que favorece la circulación sanguínea, reduciendo la presión arterial y el riesgo de ataques cardíacos.

Tiene muchas aplicaciones en la cocina, siendo la más habitual ser uno de los ingredientes más vistosos de las ensaladas. Su colorido destaca sobre el verde de la lechuga o de otras hojas y aporta, además, un sabor especial. Se suele incluir también en bizcochos y pasteles. Su zumo, aunque en ocasiones suele dejar una sensación áspera en la lengua, es un compendio de propiedades.

Perséfone

Un gran mito griego. Hades, el rey del inframundo rapta a Perséfone cuando estaba jugando con otras ninfas. Démeter, su madre, la busca infructuosamente, llorando, por toda la tierra, que quedó paralizada. Zeus se compadece y manda a Hermes a rescatarla. Una condición: no debe tomar alimento en el trayecto. Pero Hades le engaña y Perséfone come cuatro pepitas de granada, por lo que tiene que pasar cuatro meses con él. Cuando está en la tierra, ésta florece y da sus frutos; yerma si no está. Primavera e invierno. Estaciones.

TAGS