Calabacin

El calabacín es uno de los productos que trae el mes de mayo [Foto: Diariovasco.com]

De temporada

Frutas y hortalizas de mayo

El mes de mayo es el que presenta el comienzo de la temporada veraniega, por lo tanto, también se podrán disfrutar de una amplia variedad de frutas y verduras.

diariovasco.com | 03/05/2013 |

Mayo es el mes que trae consigo algunos anticipos de los que se podrán disfrutar durante el verano. Se encuentran alimentos como, ciruelas, albaricoques, piñas, melocotones, y verduras como calabaza, calabacín, tomates y zanahorias. También trae una gran variedad de setas, además de otros tantos alimentos como las berenjenas o las judías verdes.

En este mes es interesante consumir alimentos de este tipo, ya que la temperatura irá subiendo progresivamente a lo largo de todo el mes.  Esto permitirá que tengamos la oportunidad de disfrutar de la amplia variedad de productos, más en concreto, de frutas y hortalizas. Los nísperos, los albaricoques, ciruelas, cerezas y sandías serán las primeras frutas que aparecerán en este mes primaveral. La variedad de frutas irán en aumento a lo largo de mayo y durante todo el verano. 

Alimentos más frescos y naturales

Al margen de las frutas, es el momento idóneo para aprovechar y consumir verduras frescas que no se volverán a ver pasados los meses de verano. Además,  es un mes clave para disfrutar de alcachofas, nabos, espinacas, calabacines, guisantes y pimientos verdes entre otras verduras.  Además de encontrar los mejores cítricos, como limones y naranjas. Son productos frescos y muy saludables, alimentos fundamentales para el organismo, por ello, es el momento de alimentarse con estos productos. 

Los nísperos, albaricoques, ciruelas, cerezas y sandías serán las primeras frutas en aparecer en el mes de mayo

Consumir estos alimentos en su estación tiene muchas ventajas, por mucho que las técnicas de conservación de alimentos sean excelentes. Estos productos en mayo son a menor precio, de mejor calidad y al consumirlos frescos, se saca mayor partido a sus propiedades, como las vitaminas de los cítricos. Por lo tanto, se recomiendan verduras y frutas de temporada, aprovechando los bajos precios, la variedad y que en el mercado encontremos los vegetales en mucho mejor estado que en cualquier otra estación. La cocina vegetariana triunfa en los meses que las verduras y hortalizas estas más frescas y saludables.

En definitiva, es inteligente cocinar en función de los productos que nos brinda la temporada. El mercado también proporciona las mejores calidades y precios. La cocina estacional de cada lugar tiene muchas ventajas y debemos aprender a aprovecharla.