Manu Narvaéz

Manu Narvaéz, Director de Donostia Turismo [Foto: Jose Usoz]

Éxito gastronómico

El turismo se saborea en Gipuzkoa

Manu Narváez, director de Donostia Turismo, explica cómo la gastronomía se ha convertido en un elemento indispensable para conocer la cultura de un destino turístico

diariovasco.com | 12/09/2012 |

Los destinos turísticos se enfrentan a un escenario cambiante en el que deben asimilar el pensamiento estratégico como clave, pues la creciente competencia está dando paso a la aparición de un mercado turístico cada vez más dinámico y sofisticado.

La gastronomía se ha convertido en un elemento indispensable para conocer la cultura y el modo de vida de un destino turístico

En este sentido, la clave del éxito de los destinos turísticos está en la adopción de un posicionamiento adecuado y de una imagen atractiva y proyectable a escala global. Y en los últimos años, la gastronomía se ha convertido en un elemento indispensable para conocer la cultura y el modo de vida de un destino turístico. Así lo avalan estudios como el de la Organización Mundial del Turismo quien sostiene que los destinos europeos que ganarán cuota de mercado en el futuro serán los destinos con productos innovadores que ofrezcan algo al turista como garantía de su fidelidad (arquitectura contemporánea, gastronomía, nuevos modos de vida, industrias creativas…) o el realizado no hace mucho por Turespaña sobre el turismo urbano en el que se señala que a la hora de decidir el viaje los turistas europeos valoran en primer lugar la gastronomía, seguida del ocio nocturno y la importancia de la visita a museos y monumentos.

En este contexto, la notoriedad y la realidad de la gastronomía donostiarra y, por ende, vasca, nos permite posicionarnos de modo impecable en este competitivo mundo del turismo, además de que por el alto nivel de satisfacción que, según todas los estudios, genera en los visitantes, se convierte en una poderosa herramienta de marketing.

Búsqueda del turista gourmet

Los turistas europeos valoran en primer lugar la gastronomía a la hora de decantarse por un destino  

Esta óptima situación de partida no nos debe llevar, sin embargo, a la autocomplacencia y a ensimismarnos en lo que tenemos. Bajo el concepto de turismo cultural, debemos trabajar en la búsqueda de ese turista gourmet en el más amplio sentido de la palabra. Un viajero del siglo XXI que tiene por objetivo descubrir en los territorios que visita a través del descubrimiento de  los paisajes culinarios y del encuentro con la población local.

Un visitante que busca la autenticidad de los lugares que visita y está atento a la singularidad, marcando las pautas de la calidad. En definitiva, un turista que exige y valora y para quien, una rica, variada y excelente oferta en el ámbito de la gastronomía en su concepción más extensa (restauración, productores, mercados, bodegas, sidrerías, etc.) se convierte en el principal faro de atracción. Algo que es clave para todos los destinos turísticos en nuestra búsqueda del éxito.




sukaldaTU por Ainara López