Espirulina

La espirulina es un alimento cada vez más de moda y con muchas propiedades [Foto: diariovasco.com]

Nuevas tendencias

Espirulina: el ingrediente de moda

La espirulina ha pasado de alimento desconocido a convertirse en un indispensable en una dieta saludable

diariovasco.com | 05/12/2018 |

La espirulina es una microalga que ha entrado con fuerza en los menús y dietas de la vida sana. Se suele comercializar como suplemento dietético, pero la manera más fácil de introducirla en la dieta es utilizarla como un ingrediente más. De hecho, las cafeterías y los establecimientos de comida saludable ya llevan un tiempo incorporándolo en sus cartas.

La espirulina no es un alga, sino una bacteria que, precisamente, tiene forma de espiral

La espirulina no es un alga, sino una bacteria. En concreto, es una cianobacteria, es decir, un organismo capaz de realizar la fotosíntesis. Pero es difícil luchar contra la costumbre y durante décadas se la ha incluido dentro de las llamadas 'algas verdiazules', e incluso algunas organizaciones oficiales, como la OMS o la Unesco, se refieren a ella de este modo.

El nombre, que procede del latín, hace referencia a su característica forma de espiral diminuta, pues este tipo de alga no llega a medio milímetro de diámetro. Crece en aguas estancadas muy mineralizadas, en presencia de determinadas condiciones de temperatura y se cultiva en muchas zonas del mundo. De África a Asia y llegando hasta España.

Entre los atractivos de la espirulina no solo se encuentra el tener proporcionalmente cuatro veces más proteína que el huevo, sino que también posee una gran cantidad de micronutrientes, como las vitaminas B1 y B2, con las que cubre las necesidades diarias recomendadas. Lo mismo pasa con el hierro. Además, es una buena fuente de manganeso y vitaminas B3 y B5.

De todas formas, hay que tener en cuenta que estas aportaciones nutricionales son las que proporcionan nada menos que 100 gramos de espirulina, una alta cantidad de pastillas si la tomamos a modo de suplemento alimenticio.

Alivia ciertas dolencias

Además de su cantidad de nutrientes, los amantes de la vida sana apuestan por la espirulina ya que supuestamente tiene grandes beneficios para aliviar ciertas dolencias. Según varios estudios, puede ayudar contra la hipercolesterolemia, diversas inflamaciones, algunas infecciones víricas, la exposición a tóxicos o incluso patologías cardiovasculares y metabólicas.

Los cosméticos también aprovechan las virtudes antioxidantes de esta microalga. Sus propiedades de óxido-reducción y su actividad estimuladora de los fibropiastos la convierten en un elemento ideal para tratamientos nutritivos del cutis y como anti arrugas.

Expertos aseguran que el uso regular de espirulina para tratamientos cosméticos garantizará que tu piel luzca más joven, con más brillo y con un tono más bronceado gracias a su alta concentración de betacarotenos. Asimismo, permitirá que el cabello, las uñas y las pestañas crezcan con mayor rapidez y con un aspecto más fuerte y sano.

TAGS