Trucos escoger cítrico

Al escoger cítricos como las naranjas el aroma es importante. [Foto: diariovasco.com]

La compra

Escoger un buen cítrico tiene su truco

Escoger los cítricos en la tienda o el mercado tiene truco, y es que a la hora de comprar productos frescos hay ciertas pistas que nos pueden ayudar a acertar con los mejores ejemplares

diariovasco.com | 08/05/2018 |

Escoger un buen cítrico tiene truco, ya que elegir el que mejor está de entre todo el montón que podemos encontrar en nuestro establecimiento habitual no es una cuestión de suerte.

Escoger un cítrico que pese más de lo que parezca será siempre un acierto

Entre los cítricos más comunes en nuestra nevera estarían el limón o la lima. En ambos casos, los detalles a tener en cuenta son los mismos si queremos escoger un ejemplar cítrico en su perfecto punto de maduración y estado. Obviamente, lo primero a tener en cuenta es que no presenten formas irregulares y golpes generados en su manipulación y traslado.

Descartados ya los ejemplares que presenten esos defectos, se deben escoger los ejemplares que resulten pesados comparados con el tamaño, es decir, lo mejor en ese momento es cogerlos y si pesan más de lo que creíamos a simple vista, ya es una buena señal.

En cuanto a su apariencia, la piel tiene que ser lisa, tersa y brillante. En el caso del limón, deberá tener un color amarillo intenso y en el caso de la lima, un tono verde, también intenso.

Si al cogerlas notamos que el cítrico está blando, es mejor escoger otro ejemplar y desechar este. Y lo mismo si parece estar seco, ya que por dentro también lo estará.

Escoger cítricos perfectos: naranjas y mandarinas

Y si queremos escoger el cítrico estrella de todas las casas, sobre todo las de Valencia, deberemos prestar atención. El primer truco para escoger una buena naranja es guiarse también por la pista del peso. Si pesa más de lo que aparenta, querrá decir que su interior resultará jugoso y sabroso. Tras desechar aquellas que muestren golpes o rozaduras, otro truco es darles unos pequeños toquecitos y si suena a hueco, renunciar a esas piezas de fruta.

En cuanto a las mandarinas, hay varias formas de escoger las que mejor estén. Al coger este cítrico podremos comprobar al tacto si la cáscara está pegada a los gajos, indicativo de que la mandarina estará rica. Además, una piel blanda y lisa también indicará que están en su punto.

El olfato también nos puede ayudar, ya que al escoger este cítrico un truco es optar por aquellas unidades que desprendan un aroma intenso y dulce.