Roscones de Reyes

Los roscones de Reyes son un dulce placer para un día que siempre es especial [Foto: diariovasco.com]

Postre navideño

Un dulce regalo para el Día de Reyes

El rosco o roscón de Reyes es obligatorio para el 6 de enero. Elaborado de forma artesanal y relleno o no, encanta siempre a mayores y pequeños

diariovasco.com | 04/01/2019 |

Los mejores obradores guipuzcoanos viven con intensidad estas horas, en las que los bollos más esperados del año, los roscones de Reyes, son elaborados conforme a la tradición, aunque todos ellos tengan siempre un toque que los hace singulares

Casa Otaegui: Siempre recién hechos

En Casa Otaegui elaboran desde hace cuatro generaciones todos sus roscos de Reyes de una forma artesanal y con ingredientes de primera calidad. Siempre recién hechos, se pueden rellenar con nata o crema, o disfrutarlos sin relleno; son los clientes quienes eligen. Sus profesionales los rellenan en las propias tiendas cada mañana y en ellos nunca puede faltar el inconfundible sabor a agua de azahar.

En Casa Otaegui tampoco faltan estos días los turrones, elaborados también de manera artesanal desde hace más de un siglo, con recetas familiares a base de mazapán de almendra marcona de máxima calidad. 

Garikano: La suavidad de su masa, única

Los roscones de Garikano son inconfundibles: la naranja y el limón rallados se aprecian en su interior junto al ligero toque de agua de azahar, que, con su masa madre, ayuda a que este bollo sea muy suave. 

Esta pastelería abrió sus puertas en 1955. Tras una larga trayectoria, y con la experiencia adquirida, aconsejan para el Día de Reyes reservar por adelantado un roscón de cualquiera de los cinco tamaños de los que disponen (de 100 gramos a un kilogramo). 

Ya están disponibles en su establecimiento del Paseo Errondo, donde los podremos encontrar hasta el Día de San Sebastián. Sus rellenos son clásicos, como la nata y la crema, aunque vacíos siempre resultan sobresalientes.

Oiartzun: Esponjosos y con aroma de azahar

En Pastelería Oiartzun se elabora el rosco de Reyes con la misma receta y de la misma manera desde hace ya casi 50 años. Una masa suave y fundente, con los sabores cítricos de la naranja y el limón, y la fundamental agua de azahar, cuyo aroma invade este obrador durante estos días. Mantequilla, huevos y leche. Harina de fuerza, azúcar y sal. Y, lo más importante, el saber hacer de sus maestros pasteleros -con David Martín al frente- hace de este rosco uno de los más valorados en Donostia y a nivel nacional.

Con cinco tamaños para elegir, rellenos o sin rellenar, solo se puede decir que el manjar de Reyes está garantizado y para no quedarse sin él, nada mejor que encargarlo.

Geltoki: Igual que como los elaboraba el aitona

En Geltoki, con los roscones siguen siendo fieles a la receta de 1950 que utilizaba su aitona. Son totalmente artesanales, con ingredientes naturales y, en la medida de lo posible, de Km0. Por ello, sus masas exigen mucho reposo, mimo y dedicación. Luego, se rellenan de crema, nata, trufa, mitad y mitad... como el cliente lo desee. El resultado es un bollo de textura esponjosa y sabor delicioso.

Desde la pasada madrugada y hasta mañana al mediodía, el obrador de Geltoki no para, por lo que sus roscones no pueden ser más frescos. Son muchos los donostiarras que se acercan a la calle Easo a por ellos, pero también los guipuzcoanos que los compran para llevárselos a casa tras la Cabalgata. Además, tienen servicio a domicilio

Hawaii: Un roscón muy rico en matices

El sabor del roscón de Reyes de las pastelerías Hawaii, en Hondarribia e Irun, es tremendamente genuino. ¿El secreto? Son varios: el agua de azahar, un zumo de naranja y limón hecho en licuadora con la propia cáscara, el granillo de almendra de marcona molido en la casa como decoración, además de frutas de melón verde y rojo, piel de naranja…

En Hawaii cuentan con roscones de todo tipo de tamaños y rellenos (siempre se preparan al momento, por lo que la frescura de su nata o crema es máxima) y, bajo encargo, disponen también de una versión para celíacos.

Rafa Gorrotxategi: Toda una tradición en Tolosaldea

En Tolosa, los roscones de Reyes al estilo de Rafa Gorrotxategi son una referencia y degustarlos, toda una costumbre ya en los hogares de la comarca. En su interior, nada de plásticos: un haba seca, como marca la antigua tradición del Reino de Navarra. Están elaborados con masa madre, enriquecida con huevos, mantequilla, naranja, limón y el característico agua de azahar natural, obteniendo una textura esponjosa y con cuerpo. Quizás por ello han sido reconocidos como unos de los mejores roscones del panorama nacional.

Sus roscones se pueden comprar a diario hasta Reyes; y todos los sábados y domingos de enero. El relleno de nata es siempre el más solicitado.