Cómo aprovechar el roscón de Reyes

Las torrijas son una manera de aprovechar el roscón de Reyes [Foto: diariovasco.com]

Reutilizar las sobras

Dos recetas con las que aprovechar el roscón de Reyes

Si te ha sobrado roscón de Reyes y te has hartado de él existen varias alternativas con las que darle otra vida y seguir disfrutando de su sabor

diariovasco.com | 03/01/2017 |

El roscón de Reyes es la guinda del pastel de un sinfín de banquetes coronados por infinidad de dulces, pero cuando ya no nos cabe ni un bocado más en el cuerpo es mejor retirarse a tiempo antes de arrepentirse. Si te ha pasado esto y hay excedente de roscón en casa, tras una comida o cena de Reyes, puedes aprovechar para crear nuevas recetas.

El pudding es una gran opción para aprovechar los restos del roscón de Reyes

El pudding es una de las opciones más sencillas y prácticas para aprovechar el roscón de Reyes. Para empezar a darle forma lo primero es quitarle la fruta escarchada que la mayoría de los roscones llevan encima, desmenuzar el roscón todo lo posible y picar las frutas.

Una vez preparado el roscón se calienta leche en un cazo con azúcar, canela y naranja rallada, y cuando hierva se retira del fuego para incluir el roscón desmenuzado y las frutas. La preparación se deja reposar un rato para añadir después cuatro huevos batidos con leche. Y una vez esté todo bien ligado se vierte sobre un molde, bañado previamente con caramelo líquido.

Ya listo, basta con introducirlo al horno al baño María alrededor de tres cuartos de hora e ir controlando su cocción. Para comprobar que esté listo se puede introducir un palillo y cuando este salga limpio querrá decir que tenemos nuestro pudding preparado. Lo bueno de esta receta es que se puede disfrutar fría o caliente y acompañada de lo que queramos, sirope, nata, frutas…

Torrijas de roscón de Reyes

Las opciones para aprovechar el roscón de Reyes son tantas como ideas tenga el cocinero, aunque lo cierto es que lo más sencillo es reinventar recetas tradicionales, como puede ser el caso de las torrijas.

Este dulce típico, surgido precisamente para reutilizar el pan ya duro o seco, es una gran alternativa para aprovechar el roscón de Reyes y además cuenta con el plus de que esa masa para las torrijas ya está aromatizada.

Es tan sencillo como cortar el roscón en rebanadas de unos dos centímetros, ponerlas sobre una bandeja y empaparlas con leche previamente hervida con canela y ralladura de naranja o limón. Se dejan reposar una noche y se fríen habiendo sido previamente embadurnadas en huevo. A la hora de emplatar se pueden sazonar con un poco de miel o azúcar glas.




sukaldaTU por Ainara López