TerritorioBordon, Franco-Españolas

Imagen del evento #TerritorioBordon, de Bodegas Franco-Españolas en Bataplán. [Foto: diariovasco.com]

Evento

Donostia, anfitriona de la gran fiesta #TerritorioBordon

La nueva imagen del Bordón, Bodegas Franco-Españolas de la DOCa Rioja ha sido presentada en la donostiarra discoteca Bataplán

diariovasco.com | 15/06/2018 |

El pasado miércoles, 13 de junio, Bodegas Franco-Españolas de la DOCa Rioja ha presentado en San Sebastián la renovada imagen –descaradamente clásica- de su vino más emblemático Bordón, en una fiesta en la Discoteca Bataplán a la que han asistido más de 300 amantes del vino.

Bodegas Franco-Españolas, con 127 años de historia, presenta una renovada imagen de su vino Bordón

Desde hace más de 100 años, la marca Bordón ha sido embajadora de Rioja allá donde iba. Ha viajado en el Orient Express, fue el vino elegido en la boda de la Reina Fabiola de Bélgica, y los mismísimos Alfonso XIII y Ernest Hemingway fueron auténticos fans hasta el punto de visitar la bodega en Logroño en repetidas ocasiones.

En agradecimiento a esta fidelidad, Franco-Españolas ha organizado #TerritorioBordon en varias ciudades como A Coruña, Málaga, Madrid, Santiago, Gijón y Donostia, a las que seguirán, Bilbao y Logroño.

Borja Eguizábal, Director de Bodegas Franco-españolas y tercera generación de la familia Eguizábal al frente de la bodega, presentaba brevemente los 127 años de historia de la bodega de Rioja. Desde su nombramiento hace ya tres años, Borja ha asumido cambios notables en la bodega, entre los que destaca la nueva imagen de Bordón -descaradamente clásica.

A continuación, dio comienzo la cata sensorial y participativa de Bordón blanco 2017 y Bordón Reserva 2012, para pasar a algo aún más serio.

Cata vertical Bordón

Tuvo lugar también una cata vertical inédita de Bordón Gran Reserva en sus añadas 2008, 1994 y 1978. 40 años de evolución de un mismo vino, que mantiene su esencia, su aroma a tabaco, a terruño húmedo y un toque ligeramente alicorado.

La bodega vive una nueva etapa, con nueva dirección y renovada imagen

Bordón Gran Reserva 2008 (10 años) es un vino bien conservado , de tonos tejas. Un pequeño porcentaje de graciano le aporta un toque de tierra, que combina perfectamente con la fruta. Aparece la madera, el café y la hoja de tabaco seca. En boca se nota el tanino de la madera, que hace que se agarre a la lengua. Se nota cierto toque licorado, que hace que casi no se aprecie la fruta.

Bordón Gran Reserva 1994, con sus 24 años, es un vino guardado perfectamente en el cementerio de la bodega, en el que se pueden apreciar aromas terciarios. Tabaco muy pronunciado, mentolado, y frutas licoradas. En boca, la madera no es agresiva y se muestra muy sutil, incluso mantequillosa.

Bordón Gran Reserva 1978, de 40 años, merece un punto y aparte. Un vino que es la máxima expresión del “café, copa y puro”. Muy gustoso, tanino, equilibrado y redondo. En boca es pura elegancia.

A partir de las 20.00 h. los asistentes disfrutaron de una fiesta en la que no faltaron malabarismos de Leds, Show Lumen, píldoras magistrales de Actuaciones musicales, catering y por supuesto de la cata de toda la gama de vinos Bordón.

Con este evento, Bodegas Franco-Españolas presenta su lado más descarado y renovado, al mismo tiempo que reivindica su derecho a ser un clásico de Rioja con más de 127 años de historia a su espalda. La nueva imagen de sus vinos, así como la nueva dirección de la bodega a cargo de Borja Eguizábal, al frente de la bodega, son la demostración de la nueva etapa que vive la bodega.

Bodegas Franco Españolas

A orillas del río Ebro y a 5 minutos caminando desde el centro histórico de Logroño, se encuentra Bodegas Franco-Españolas. Una bodega familiar de la DOCa Rioja con 127 años de historia a sus espaldas, y la 3ª generación de la familia Eguizábal al frente.

Bodegas Franco-Españolas nace en 1890 como resultado de la unión entre Francia y España. La compañía de Anglada de Burdeos y sus socios españoles se unieron en un momento álgido en Rioja, cuando los franceses vinieron a la región tratando de reemplazar sus viñedos arrasados por la filoxera. Era el origen de los "vinos finos de Rioja".

Los vinos

Bordón y Diamante son sus vinos más emblemáticos y embajadores de la bodega en el mundo. Dos vinos de referencia internacional que no sólo representan a la bodega sino también a la Denominación de Origen Calificada Rioja. Las primeras añadas de ambas marcas se remontan a 1892.

Actualmente, de la producción total de vino, un 65% se destina a venta nacional y un 35% a exportación, cuyos principales mercados son México, Estados Unidos, Canadá, Dinamarca, Alemania y China.

Enoturismo

Con más de 35.000 visitas anuales, Bodegas Franco-Españolas es el principal atractivo turístico de Logroño junto con la conocida calle del Laurel. Además de las visitas a bodega, ofrece una amplia oferta enoturística en la que se une el vino con diferentes actividades culturales: cine, música, teatro, etc.