Origen costumbre tomar postre

La costumbre de tomar el postre tiene su origen en la Antigua Roma [Foto: diariovasco.com]

Origen

¿De dónde viene la costumbre de tomar postre?

Tomar el postre es una costumbre dulce, deliciosa y, además, con raíces en el Imperio Romano. El postre más antiguo, la tarta de queso, se remonta a varios siglos atrás

diariovasco.com | 24/02/2017 |

Tomar el postre es a día de hoy una costumbre, una parte imprescindible de cualquier comida o cena diaria. Pero lo cierto es que cabe plantearse el porqué después de cada comida tomamos algo dulce. De hecho, aunque todos lo disfrutamos, sobre todo cuando tenemos una buena comida y nos ofrecen para rematar dulces artesanales elaborados con mucho mimo, son pocos los que conocen su origen.

La costumbre de tomar el postre tiene su origen en la Antigua Roma, donde se tomaban fruta, panes con levadura y miel

La versión más extendida sostiene que la tradición de tomar el postre proviene, ni más ni menos, que de la Antigua Roma. Por todos es sabido que se trataba de una cultura en la que los festines compuestos por innumerables platos eran una de las costumbres más arraigadas. Al parecer en estas copiosas comidas era habitual comer dulces cuando se cambiaba de un plato salado al siguiente.

Estos dulces que servían de puente entre un plato y otro no contaban con una gran variedad y se componían, sobre todo, de frutas y panes con levadura y miel. A día de hoy, la costumbre de tomar de postre una pieza de fruta tras la comida se mantiene, mientras que el pan con levadura y miel lo hace a su manera, ya que ha evolucionado dando lugar al panettone, conocido dulce italiano consumido sobre todo en las fiestas navideñas.

Obviamente, esta costumbre ha llegado a nuestros días, reduciéndose, a un único plato dulce en cada comida, denominado por los romanos como ‘secundae mesae’ y postre por nosotros.

Los postres más antiguos

A pesar de que los romanos hayan llegado a nuestros días como los responsables de que culminemos las comidas con la  tradición de tomar postre, parece ser que el postre más antiguo que disfrutamos hoy en día tiene su origen mucho antes de este imperio.

Y es que el origen de la tarta de queso se sitúa en el año 776 a.C., concretamente, en la Antigua Grecia. Según la historia, los atletas que acudieron a los primeros Juegos Olímpicos habrían sido los afortunados en conocer, en primicia, este exitoso postre, como parte de un menú degustación del evento. Esto  hace pensar que, quizás, la tarta de queso, no surgiera como un postre.




sukaldaTU por Ainara López