Torrijas de sabores

También se pueden añadir otros sabores a las torrijas, una vez ya hechas. [Foto: diariovasco.com]

Semana Santa

Dales un giro a tus torrijas con estos sabores

Las torrijas de sabores son una gran idea si nos apetece dar un aire nuevo a este tradicional dulce de Semana Santa

diariovasco.com | 23/03/2018 |

Moderniza tus torrijas con sabores diferentes para estas fiestas. Este dulce típico de Semana Santa cuenta con muchos seguidores, aunque lo cierto es que las posturas tienden a ser bastante extremas con esta preparación. Normalmente las torrijas o gustan mucho o no gustan nada.

Para darles un sabor diferente a las torrijas, se puede usar brioche o sobaos

Pero eso puede cambiar, ya que os proponemos varias versiones, algunas de ellas elaboradas con una masa diferente y otras que, utilizando el pan de siempre, presentan un toque se sabor único.

Si queremos buscar un sabor con matices, se puede hacer la torrija con masa de brioche. Suave y esponjosa, la ventaja de esta masa es que no hace falta tenerla tanto tiempo a remojo, ya que se trata de un bollo mucho más esponjoso, con un aroma a mantequilla único.

Un agradable sabor a mantequilla, en este caso más pronunciado, se consigue también haciendo las torrijas con sobao pasiego. Esta torrija estará lista también antes que pan clásico, aunque tarda un poco más que el brioche.

Torrija de sabores a pinceladas

Otra forma de conseguir torrijas con sabor es untarlas con diferentes sabores o bañarlas en el aroma que queramos.

Un sabor que queda a las mil maravillas con la torrija es el del café. De hecho, muchos habrán disfrutado de este dulce en compañía de esta bebida, así que ¿por qué no mezclarlos?

Para hacerlo la clave está en no sumergir toda las torrijas en leche solo tres cuartas partes. Cuando estén listas, se retiran de la leche y se llena el recipiente, en el que las teníamos reposando con leche, con café. Una vez hecho esto se colocan las torrijas (por el lado que se ha dejado ‘seco’) y se dejan reposar para que absorban bien el café. A partir de aquí, el resto de pasos son los mismos a seguir en cualquier receta de torrijas. 

Esta misma técnica se puede utilizar con cualquier licor que queramos. Cremas suaves, como la crema de caramelo o la de avellana, aportan a las torrijas un toque sublime. En este caso, para que el sabor no sea excesivo, igual que antes, se empapan tres cuartas partes de torrija en leche, y el restante en licor mezclado con leche.




sukaldaTU por Ainara López