Curiosidades AOVE

El aceite de oliva virgen extra es un producto con muchas curiosidades. [Foto: diariovasco.com]

Datos

Curiosidades sobre el aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra esconde curiosidades tales como su punto óptimo de recogida y otros secretos sorprendentes

diariovasco.com | 26/10/2018 |

El aceite de oliva virgen extra alberga curiosidades que van desde su sabor o el árbol del que se extraen sus frutos hasta el embotellado. A diferencia de lo que se pueda creer, una de las mayores curiosidades del aceite de oliva virgen extra es que el mejor aceite se obtiene cuando el fruto presenta tres colores: dorado, negro y verde.

Una de las mayores curiosidades del aceite de oliva virgen extra es que debe su acidez a la salud de la oliva

Se tiende a pensar que el momento óptimo para la recogida de la aceituna es cuando está completamente madura (negra), pero en realidad se piensa eso únicamente porque es cuando más zumo de extrae.

Otra de las grandes curiosidades del aceite de oliva virgen extra es que no caduca. Puede resultar una obviedad, ya que es precisamente utilizado como conservante natural, aunque cabe recalcar que sí que varían sus propiedades organolépticas con el paso del tiempo o debido a una mala conservación.

Aunque no es su mayor curiosidad, y es que si hay algo que puede sorprender es que la extracción en frío del aceite de oliva virgen extra no se realiza realmente en frío. De hecho, este proceso se lleva a cabo a 27 grados.

Más curiosidades sobre el aceite de oliva virgen extra

¿Sabías que del prensado se aprovecha todo? Del proceso de extracción de aceite se usa absolutamente todo. Desde el sedimento que se queda en el fondo, que es utilizado para hacer jabones, o la pasta restante que se utiliza para alimentar animales, hasta el hueso, del que se están estudiando diversos usos, como el biocombustible.

En cuanto a su sabor, una gran curiosidad es que la acidez del aceite de oliva virgen extra depende de la salud de los frutos. Cuanto mejor esté el fruto menor acidez tendrá. Así, un aceite de oliva virgen extra tendría una acidez de entre 0,1 y 0,8; el aceite de oliva, por su parte, presentaría una acidez de 0,8 a 2, ya que estaría hecho con olivas “menos sanas”.

El propio olivo del que se extrae el fruto para conseguir el aceite de oliva virgen extra presenta ciertas curiosidades. Entre ellas, su producción, ya que este árbol no da fruto todos los años. Además, lo mismo un año ofrece una gran cantidad de olivas como el siguente no da nada. Este factor hace muy complicado el controlar su cultivo.