Alimentos de mayo

El mes de mayo nos regala la posibilidad de probar la fruta del dragón. [Foto: diariovasco.com]

De temporada

Cuatro sabrosos alimentos con los que disfrutar en mayo

Llega el mes de mayo y con él la temporada de diversos alimentos que florecen dispuestos a alegrar nuestras recetas y paladares

diariovasco.com | 04/05/2017 |

Mayo, el quinto mes del año, llena nuestra cesta de la compra de alimentos y beneficios con los que prepararnos para el verano, como jugosas frutas, infinidad de verduras y multitud de hierro y proteínas, presentes en carne y pescado.

Mayo brinda la oportunidad de conocer y degustar la fruta del dragón

La fruta del dragón, también conocida como pitahaya roja, ofrece todo su esplendor entre los meses de mayo y agosto. Su aspecto es muy característico, ya que presenta un color entre rojo y rosa fucsia y brácteas verdes amarillentas. En cuanto a su interior, tiene un tono blanco, con pepitas negras, y un sabor muy suave, algo azucarado. Es perfecta para conseguir vitamina C, sobre todo para aquellas personas que no toleran bien los cítricos.

Y de un alimento fresco a otro que también lo es. Los amantes de los rabanitos están de enhorabuena, porque este mes es el momento ideal para incluirlo en nuestras ensaladas. Crujiente, con muchísimo agua y con un discreto pero exquisito toque picante, el rábano es perfecto para dar vida a platos ligeros de verdura. Su composición contribuye a la liberación de bilis, facilitando así nuestros procesos digestivos. Además, tiene propiedades mucolíticas y antimicrobianas, ayudando a nuestro sistema inmunológico.

Y es que la naturaleza muestra todo su esplendor en primavera y ofrece otras muchas sorpresas como las vainas o judías verdes. Aunque se puedan adquirir durante todo el año, primavera y verano son el mejor momento para disfrutar de las vainas. Normalmente se cuecen en agua o se preparan al vapor. Esta segunda opción es la más recomendable, ya que mantiene todas las propiedades de la planta. Entre otras, la vaina contiene fósforo, potasio, magnesio y yodo, así como vitamina C, ácido fólico y múltiples antioxidantes.

Bondades del mar

Pero no solo de fruta y verdura se va a llenar el plato este mes. También podemos encontrar carnes y, sobre todo, pescados, en su momento más tierno y fresco. Este es el caso, por ejemplo, de la sardina. Perfecta ahora que empieza el buen tiempo y empezamos con las clásicas barbacoas y, valga la redundancia, “sardinadas”, este pescado azul es rica en vitaminas liposolubles, vitaminas del grupo B y Niacina. Además, las sardinas contribuye en la producción de glóbulos rojos y la producción de hormonas sexuales, entre otros procesos.




sukaldaTU por Ainara López