Caramelizar cebolla

Caramelizar cebolla es siempre una gran opción para dar un toque especial [Foto: diariovasco.com]

Técnicas

Cuatro formas de caramelizar cebolla

Caramelizar la cebolla en lugar de añadirla pochada o cruda es la forma perfecta de darle un toque sutil y exquisito a cualquier preparación

diariovasco.com | 24/02/2017 |

Caramelizar la cebolla en lugar de limitarse a pocharla es todo un acierto. Es tan sencillo como pocharla y añadir un toque dulce para que pase de ser una sencilla guarnición y se convierta en uno de los sabores protagonistas del plato.

Se puede caramelizar cebolla con azúcar, cualquier ingrediente dulce, cerveza, soja...

Hay varias formas de caramelizar cebolla consiguiendo distintos aromas y aprovechando lo que tengamos a mano. La más neutra o sencilla es la cebolla únicamente caramelizada con azúcar. Para hacerla de esta forma, basta con pelar la cebolla, cortarla en tiras finas, añadir un poco de mantequilla o aceite de oliva en la sartén y echar la cebolla cortada.

Cuando la cebolla esté ya blanda, es decir, pochada, se añaden alrededor de dos cucharadas de azúcar o azúcar moreno y se remueve bien para que se deshaga impregnando bien la cebolla.

Si bien ya queda muy sabrosa así, podemos optar por añadirle algún aroma más, como, por ejemplo, cerveza. La cebolla caramelizada a la cerveza casa a la perfección con platos de carne contundentes. El procedimiento a seguir es el mismo que en el ejemplo anterior, lo único que hay que hacer es añadir unos 75ml de cerveza cuando la cebolla ya esté caramelizada.

Se remueve bien hasta que la nuestra mezcla absorba la cerveza o veamos que ha cogido más cuerpo. Sustituyendo la cerveza con salsa de soja, por otro lado, se puede conseguir una versión con un toque oriental.

Caramelizar cebolla sin azúcar

En caso de no tener azúcar en casa o de preferir no utilizarla, hay otras maneras de caramelizar cebolla. Una de ellas es utilizando otro alimento soluble dulce, como es el caso de la mermelada. Para hacer pinchos o platos acompañados con queso, esta cebolla es todo un acierto, ya que conseguimos una cebolla aromática única con un toque más potenciado.

Para caramelizar cebolla con mermelada, cuando la cebolla esté pochada añade unas cucharadas de mermelada y remueve hasta que la cebolla haya quedado bien caramelizada y no haya un excedente de mermelada en la sartén.

Y si no tenemos mermelada o se nos hace excesivamente dulce, otra alternativa al azúcar es utilizar vinagre de Módena o de Jerez. Como en el resto de los casos, la clave está en añadir el toque dulce cuando la cebolla esté bien pochada y dejar que el ingrediente dulce se absorba bien.




sukaldaTU por Ainara López