Trucos palomitas perfectas

Obtener unas palomitas caseras perfectas es fácil y rápido con estos trucos [Foto: diariovasco.com]

Trucos

Consigue unas palomitas perfectas

Obtener unas palomitas perfectas, ya sea al microondas, a la sartén o preparadas en olla es muy sencillo si se sabe cómo hacerlo

diariovasco.com | 05/03/2018 |

Para preparar unas palomitas perfectas lo primero es partir de una buena materia prima. Para ello, es mejor dejar a un lado las clásicas bolsas de palomitas ya listas para microondas y prepararlas en casa, que no cuesta nada.

Hacer en casa unas palomitas perfectas es muy sencillo y los resultados son muy sanos

Y es que las bolsas preparadas, aunque puedan resultar muy ricas y cómodas, hacen de este snack un alimento cargado de ingredientes poco recomendables para la salud. Pero preparar nuestras propias palomitas es igual de fácil y de esta forma nos aseguramos de controlar los ingredientes que entran en juego en este tentempié.

Para hacer unas palomitas perfectas solo se necesita una olla grande, una tapa, aceite y sal. A la hora de ponerse manos a la obra, hay que poner la olla al fuego con una cucharadita de aceite por cada tres granos de maíz, mas o menos. Es importante que la cazuela sea grande porque los granos aumentan su tamaño al explotar.

Teniendo esto en cuenta, cuando el aceite esté ya caliente (sin llegar a humear, ya que eso significa que se está quemando) echamos las palomitas y tapamos la olla. Lo mejor es utilizar una tapa con ventilación o agujeros que dejen salir el vapor. Se baja un poco la intensidad del fuego, y cuando oigamos menos estallidos y que pasa más tiempo entre ellos, retiramos la olla del fuego y la dejamos reposar un rato sin quitar la tapa.

Si han quedado muchos granos sin explotar, se pueden meter en un recipiente hermético con una cucharada de agua. Después de reposar dos días en el frigorífico estarán perfectos para hacer palomitas de nuevo. Esto se debe a que los granos no explotan cuando están demasiado secos.

El toque maestro para palomitas perfectas

Además de hacerlas siguiendo los pasos comentados, hay ciertos trucos que harán que nuestras palomitas asciendan de la categoría de buenas a perfectas. El punto de sal es importante sí, pero para conseguir que se adhieran bien a la palomitas hay que tener en cuenta también el tipo de sal. En este caso, lo mejor es utilizar sal fina. Si no se tiene sal fina un buen truco es molerla en el moledor de café.

Aunque si se quieren preparar unas auténticas palomitas con mantequilla, además de la sal, es tan fácil como verter mantequilla derretida por encima de las palomitas ya listas. Se puede derretir en un bol en el microondas o con la ayuda de una cazuela o sartén. En todo caso, las palomitas siempre se deberán hacer con aceite y, ya si se quiere, añadir después la mantequilla.




sukaldaTU por Ainara López