conservar el vino

Para conservar el vino, el corcho no se debe secar [Foto: diariovasco.com]

Que no pierda propiedades

¿Cómo conservar el vino en casa?

Siempre hay un buen vino reservado para una ocasión especial. Pero si la botella no está adecuadamente almacenada, puede que no haya conservado toda su fuerza para ese momento. He aquí algunos consejos para la correcta conservación del vino

diariovasco.com | 06/07/2014 |

El vino es un clásico de los hogares. Algunos lo consumen a diario y otros esperan a celebraciones más importantes para hacer uso de él. De cualquier manera, para que el vino se conserve en su mejor momento hay que seguir una serie de normas que le permita mantenerse a lo largo del tiempo sin variar ni perder sus propiedades.

El vino debe guardarse en un lugar oscuro, con una temperatura sin oscilaciones y en posición horizontal para su correcta conservación

Como cualquier otro producto, el vino tiene un periodo de vida que varía en función de los cuidados que se le dé y del tipo de vino con el que se trabaje. Pero lo que sí tiene es una serie de cuidados comunes que hay que tener en cuenta.

Uno de las más importantes hace referencia a la temperatura a la que se mantiene y a la luz que reciba. El vino ha de conservarse en un lugar sin oscilaciones térmicas, sin cambios de temperatura y con unos grados que no se salgan los parámetros 9º-17º. En cuanto a la luz, es prioritario que el vino no reciba luz de forma directa, ya que eso haría que se dieran diversas reacciones químicas que no benefician en absoluto a la buena conservación del vino.

Otro de los aspectos a cuidar es colocar las botellas en posición horizontal con la idea de que el corcho de la botella siempre esté húmedo. Y es que si el corcho se seca el aire penetrará junto con las bacterias a la botella, estropeando el vino.

Errores a evitar

Por el contrario, hay una serie de actuaciones que no se deben dar para favorecer el almacenaje. En primer lugar, no conservar las botellas en cajas, ya que se pueden estropear y las pueden convertir en conductoras de calor. Otro aspecto importante y dirigido a los que viven en pisos o apartamentos es no guardar estas botellas en la cocina, ya que es el espacio de la casa más cálido y que más olores desprende.

Por último y tras sacar la botella de la vinoteca (para los que tengan), es importante que el vino se consuma en un máximo de 20 días, ya que a partir de entonces comienza a perder las propiedades.