Consejos tarta zanahoria

Existen algunos consejos para que nuestra tarta de zanahoria quede perfecta. [Foto: diariovasco.com]

Repostería

¿Cómo conseguir la tarta de zanahoria perfecta?

Sigue estos consejos para preparar una sabrosa tarta de zanahoria o ‘carrot cake’

diariovasco.com | 23/01/2019 |

La tarta de zanahoria o ‘carrot cake’ es uno de los dulces más famosos y reclamados en Estados Unidos. Aquí cada vez está más presente y resulta una estupenda opción si estamos en busca de un delicioso postre que contenga menos cantidad de azúcar que los tradicionales.

Triturar los granos de azúcar es un buen truco para conseguir un bizcocho aireado y esponjoso

Aunque su elaboración se caracterice por la sencillez y la rapidez, no hay que descuidar detalles en su preparación, ya que existen determinados ‘tips’ que marcarán la diferencia entre diversas tartas de zanahoria.

Los ingredientes no varían mucho respecto a los de un bizcocho normal, salvo que se le añade cantidad al gusto de la hortaliza naranja que protagoniza el nombre del plato. El primer truco está relacionado con la manipulación de la zanahoria, ya que para que su presencia se haga notar ese recomendable añadirla rallada y no picada, ni machacada.

En segundo lugar, es conveniente quitar el exceso de agua a la zanahoria durante el rallado.  Son piezas que sueltan mucha agua, por lo que las escurriremos en papel absorbente.

Es importante seguir cierto orden a la hora de añadir los ingredientes. Primero, se echan los huevos uno a uno a la mezcla de azúcar y aceite. Se aconseja utilizar una variedad de girasol o de maíz, evitando el aceite de oliva que cambiaría completamente el sabor del postre.

El truco del azúcar moreno

Otro de los trucos reside en utilizar azúcar moreno, un edulcorante que ofrece mejor combinación que el blanco y que, además, oscurecerá el color del bizcocho. El consejo estrella es triturar los granos de azúcar antes de agregarlos, lo que facilitará la disolución de los mismos. El objetivo es conseguir un bizcocho más aireado y con mayor esponjosidad.

Respecto a los ingredientes secos, se recomienda añadir una pizca de sal para aumentar la intensidad del sabor. Además, utilizar como leudante una combinación de bicarbonato y levadura en polvo potenciará la textura del bizcocho.

Sin embargo, el principal secreto para darle un toque personal al sabor es añadir a la masa especias al gusto. Nuestro consejo es optar por la canela, nuez moscada, cardamomo y pimienta negra, pero en este paso cada cual puede guiarse por su propio gusto.

Aunque con todos estos trucos vamos a lograr un bizcocho riquísimo, la elaboración de un relleno asegurará una acertada combinación de sabores. Para ello, solo es necesario mezclar queso crema y mantequilla, pero se le puede dar un toque dulzón añadiendo azúcar o un toque más frutal, si optamos por echar un chorro de zumo de frutas.