Especias y hierbas aromáticas

Cocinar con especias y hierbas aromáticas aporta a nuestras recetas un plus [Foto: diariovasco.com]

Técnicas culinarias

Cómo cocinar con especias y hierbas aromáticas

Cocinar con especias y hierbas aromáticas puede aportar a nuestras recetas y preparaciones un plus de sabor y aromas, a la vez que potencia los sabores de los ingredientes. Pero a la hora de utilizarlas es importante saber bien las combinaciones que quedan bien, ya que cada especia y hierba aromática tiene un sabor completamente diferente al de las demás.

diariovasco.com | 28/07/2016 |

Cocinar con hierbas aromáticas y especias es sencillo si se tienen en cuenta los aromas de cada uno de los productos. Es fácil caer en el error de pensar que sea cual sea la especia va a favorecer a nuestro plato, pero muchas de ellas cuentan con aromas muy intensos que pueden anular los sabores de los ingredientes y arruinar por completo un receta que nos ha llevado horas.

Perejil, pimienta, albahaca, azafrán o nuez moscada son algunas de las especias y hierbas aromáticas más internacionales y utilizadas, pero es fácil no saber cómo cocinar con ellas o con qué alimentos utilizarlas.

El perejil lo podemos encontrar tanto fresco como en bote. Al tratarse de una hierba muy fresca y suave, casa a la perfección con una gran variedad de platos, salsas, vinagretas, adobos, carnes, pescados, tortillas o guisos encuentran en el perejil un aliado ideal.

Es importante saber cómo cocinar con especias y hierbas aromáticas, para poder sacarles el máximo partido

En el caso de la pimienta, ya sea en granos o molida, la podemos encontrar en tres variedades blanca, negra y verde. La negra y la blanca son las más comunes. La primera es una de las especias por excelencia a la hora de cocinar, ya que potencia mucho el sabor de los alimentos y les da chispa, es perfecta con carnes y pescados, o escabeches y guisos. En cuanto a su variedad blanca va muy bien en salsas como la bechamel o el marisco.

La albahaca es muy popular también, y junto al orégano, es muy utilizada en la cocina mediterránea como la italiana. Esta hierba aromática es empleada en fresco con huevos y tortillas, o para aderezar salsas de tomate, pasta o pizza. Y su versión en seco es ideal para asados y sopas.

Azafrán: la reina de las especias y hierbas aromáticas

De un tono amarillo intenso y muy característico, el azafrán es una de las especias más cotizadas. Se puede encontrar en polvo o en hebras de la flor ya seca y tostada, y aporta un intenso sabor y color a arroces, risottos y cremas. Los guisos de carne también ganan un toque muy personal con esta especia.

Menos común, con un aroma dulce y suave, y muy utilizada en la cocina asiática, la nuez moscada es una especia única. Entera o molida, esta especia dota los platos de una fragancia suave pero con sabor, por ello es muy utilizada en cremas, salsas, purés e incluso repostería. El refresco de cola más famoso del mundo, incluye también esta especia en su receta.